Definiciones

Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, verdura tiene, entre otras, las siguientes acepciones:

Hortaliza, especialmente la de hojas verdes.

Origen

La mayoría de verduras y hortalizas que podemos encontrar en la Región de Murcia tienen su origen en regiones asiáticas, Oriente Próximo, sur de Europa y Norte de África. El factor climático ha favorecido su introducción en la región, al tratarse de una zona templada, con temperaturas suaves en invierno y precipitaciones escasas o moderadas que confieren a estos productos una fisonomía y sabor particular.

Primeros usos

Especies como el ajo, apio, brócoli, calabazas o coliflores llegarían en un primer momento de la mano del pueblo romano, durante los siglos de dominación de la Península Ibérica (III a.C.-IV d.C.), pero sería con la invasión musulmana en la Edad Media (siglos VIII-XV) cuando su consumo y cultivo se desarrollaría gracias a las nuevas técnicas de control del agua mediante acequias y norias (ya comenzadas por los romanos). Este pueblo aprovecharía productos como el guisante verde, espinacas, judías verdes o cebollas por sus propiedades alimenticias y usos medicinales o terapéuticos.

Época Contemporánea

En los siglos XVIII y XIX descendería el consumo de verduras y hortalizas entre las clases elevadas de la sociedad debido a que se convirtieron en alimentos indispensables para el pueblo llano. Perdieron su exclusividad. En esos momentos la base de la dieta entre los más desfavorecidos estaba compuesta principalmente por la ingesta de cebollas, rábanos, zanahorias o patatas.

Durante la segunda mitad del siglo XX volverían a destacar las propiedades nutritivas de estos alimentos convirtiéndose de nuevo en productos básicos de mercados y lonjas.

Nutrición

Las verduras y hortalizas cuentan con numerosas propiedades beneficiosas para la salud del ser humano. En su composición cuentan con niveles elevados de agua (desde el 75 al 95% de agua dependiendo de las especies) y aportes reducidos de hidratos de carbono, proteínas o grasas. Una de las particularidades más significativas de estos productos es su riqueza en vitaminas, minerales, fibra y sustancias antioxidantes.

Estas características las hacen un alimento ideal para la prevención de enfermedades degenerativas o cardiovasculares, además de resultar reguladoras de sistemas tan importantes del organismo como el nervioso, inmunológico, muscular o digestivo, actuando también estos productos como saludables diuréticos, depurativos, antisépticos y antibacterianos.

Fuente: www.regmurcia.com