• 300 g de garbanzos
  • 1 cebolleta
  • 1 pimiento morrón rojo pequeño
  • 1 pimiento morrón verde pequeño
  • 1 pimiento morrón amarillo pequeño
  • 8 huevos de codorniz
  • 150 g de bonito en aceite de oliva
  • 100 g de aceitunas negras
  • Comino en polvo
  • Perejil fresco picado
  • Vinagreta francesa
  • 6 cucharadas de aceite de oliva
  • 3 cucharadas de vinagre de sidra
  • 1 cucharadita de mostaza de Dijon
  • Una pizca de azúcar
  • Pimienta
  • Sal

Poner los garbanzos en remojo con la antelación indicada.

Cocer los garbanzos en la olla con agua caliente durante el tiempo señalado, escurrirlos y reservarlos.

Cocer los huevos durante 5 minutos, enfriarlos, pelarlos y cortarlos por la mitad a lo largo.

Picar la cebolleta y los pimientos muy finos.

Lavar las aceitunas, escurrirlas y secarlas.

Hacer la vinagreta en la fuente de servicio, incorporar los ingredientes anteriores, el comino y el bonito y mezclarlos.

Dejarlo en el frigorífico un par de horas para que se integren bien los sabores.

Al servir, rociar con un poco más de aceite y espolvorear el perejil por encima.

Las ensaladas

10 ideas para prepararlas

Alimentos crudos

Dieta Mediterránea

El garbanzo I  |  El garbanzo II  |  La legumbre  |  12 preguntas sobre las legumbres y las hortalizas

La cebolleta

100 mitos · #53

Origen del pimiento

El pimiento

El pimiento morrón

El huevo  |  Definiciones, historia, curiosidades...  |  Más cosas  |  El código  |  Huevo de codorniz  |  Cómo cocerlos

El bonito del norte

El bonito del sur

Alimentos en conserva

Las conservas

La aceituna

Aceituna de mesa

Aliñar las aceitunas

100 mitos · #7

El comino

Las especias

El perejil

Hierbas aromáticas

Alimentos en sazón

El aceite de oliva  |  100 mitos · #6   #64  |  Tipos de aceite  |  Aceites aromáticos  |  Aceite siempre limpio

Vinagre de sidra

El vinagre

Los vinagres

Vinagres aromáticos

La mostaza

El azúcar I

El azúcar II

100 mitos · #86

Trucos con sal

Tipos de sal

100 mitos · #27

Reducir su consumo

Los cuchillos

#

El uso correcto de la olla logra un notable ahorro de tiempo y energía. Los alimentos pierden menos nutrientes, conservan su aroma y sabor al apenas utilizar agua y cocerse en su propio jugo y quedar sus sustancias minerales, sobre todo sodio y potasio, disueltas en él. Y precisa menos grasa para cocinar.