• 8 huevos
  • 2 patatas medianas
  • 1 cebolla
  • ½ k de tomates
  • 100 g de guisantes cocidos
  • 100 g de judías verdes cocidas
  • 100 g de jamón serrano
  • 100 g de chorizo
  • 1 dl de aceite de oliva
  • Pimienta
  • Sal

Pelar las patatas y cortarlas en daditos pequeños.

Freírlas en el aceite y cuando estén doradas, sacarlas y reservarlas.

Quitar parte del aceite y en la misma sartén, dorar la cebolla picada fina.

Añadir el jamón picado y poco después los tomates y sofreírlos hasta que reduzcan.

Incorporar los guisantes, las judías verdes y el chorizo picado, y darles una vuelta.

Salpimentar con moderación.

Repartir la mezcla en cazuelitas individuales y cascar dos huevos en cada una.

Poner por encima los daditos de patata.

Ponerlas en el horno hasta que las claras estén cuajadas.

Esta receta nació en una comida de fortuna que se realizó en el Real Sitio de Aranjuez, en una finca llamada La Flamenca, en el curso de una cacería a la que asistía el rey Carlos IV.

El huevo  |  Definiciones, historia, curiosidades...  |  Más cosas  |  El código impreso en los huevos

La patata | 100 mitos · #23 | Curiosidades | Dudas | 15 tipos de cortes | Hablando de la patata por Caius Apicius

La cebolla

100 mitos · #53

La judía verde I

La judía verde II

Cosas de la verdura

La judía verde se denomina con diferentes nombres según cada país o región: alubia, bajoca, bajoque, caparrón, chaucha, ejote, feixón, fréjol, fríjol, habicholilla, habichuela, mongeta, poroto, vaina, vainita, vainica...

El tomate I  |  El tomate II  |  ¿Fruta, verdura, hortaliza?  |  Pelar los tomates  |  La salsa de tomate

El guisante I  |  El guisante II  |  La legumbre  |  12 preguntas sobre las legumbres y las hortalizas

La pimienta

La reina de las especias: La pimienta

100 mitos · #26

El jamón serrano

100 mitos · #4

El chorizo

El embutido

Despiece del cerdo

El aceite de oliva  |  100 mitos · #6   #64  |  Tipos de aceite  |  Aceites aromáticos  |  Aceite siempre limpio

Trucos con sal

Tipos de sal

100 mitos · #27

Reducir su consumo

Los cuchillos

#

El alimento se asa con menos grasa al no ser imprescindible añadirla para su cocción. El calor seco y uniforme sella el exterior, reteniendo sus jugos en el interior, realzando el sabor y preservando la textura. De no prolongar el asado, no hay pérdida relevante de nutrientes al no estar sumergido en agua.