• 400 g de judiones
  • 1 oreja de cerdo
  • 2 chorizos
  • 2 morcillas
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • Aceite de oliva
  • Pimentón de La Vera
  • Agua para la cocción
  • Sal

Remojar los judiones con la antelación indicada.

Ponerlos en la olla con el laurel y agua fría justo para cubrirlas y cocer el tiempo indicado.

Escaldar el embutido y la oreja en un cazo con agua para que se desgrasen y reservarlo.

Pochar la cebolla y el ajo picados finos en una sartén con aceite.

Incorporar el pimentón y remover para que no se queme.

Sacar de la olla un cazillo de caldo y unos cuantos judiones y machacarlos en un mortero.

Añadirlo al sofrito, darle un par de vueltas y devolverlo a la olla junto con el embutido y la oreja troceados.

Cocerlo todo junto unos minutos y dejarlo reposar.

Este guiso estará mejor al día siguiente, recalentado suavemente antes de tomarlo.

Judión de la Granja | Alubias, blanquillos... | La legumbre | 12 preguntas sobre las legumbres y las hortalizas

La morcilla

El chorizo

El embutido

Despiece del cerdo

Escaldar

El ajo I  |  El ajo II  |  Tipos de ajo por su color  |  Ajos en conserva  |  Las especias  |  Dieta Mediterránea

La cebolla

100 mitos · #53

El laurel I

El laurel II

Hierbas aromáticas

Alimentos en sazón

Pimentón de La Vera

El pimentón I

El pimentón II

Elegir la sartén

El aceite de oliva  |  100 mitos · #6   #64  |  Tipos de aceite  |  Aceites aromáticos  |  Aceite siempre limpio

Trucos con sal

Tipos de sal

100 mitos · #27

Reducir su consumo

Los cuchillos

#

El uso correcto de la olla logra un notable ahorro de tiempo y energía. Los alimentos pierden menos nutrientes, conservan su aroma y sabor al apenas utilizar agua y cocerse en su propio jugo y quedar sus sustancias minerales, sobre todo sodio y potasio, disueltas en él. Y precisa menos grasa para cocinar.

#

Real Sitio de San Ildefonso

Escudo heráldico

Escudo medio partido y cortado. Primero, de gules con una chimenea fabril de oro, acompañada de dos surtidores de plata, y todo puestos sobre ondas de plata y azur. Segundo, de oro con un pino de su color, arrancado. Cortado de plata con tres puertas de hierro unidas por una verja de lo mismo, todo de sable. Escusón de azur con tres lises de oro y bordura de gules. Timbrado de la Corona Real Española.