• 4 pechugas de pollo
  • 2 cebollas
  • 1 calabacín
  • 2 limones
  • Salsa de soja
  • Vino blanco
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva
  • 1 bolsa para asar
  • Jardinera -----------------------
  • Judías verdes
  • Guisantes
  • Zanahorias
  • ···
  • ---------------------------
  • Agua para la cocción
  • Sal

Salpimentar las pechugas, rociarlas ligeramente con aceite e introducirlas en la bolsa.

Pelar la cebolla y picarla en juliana fina; pelar el calabacín y rallarlo con la ayuda de una mandolina.

Poner ambos junto al pollo y verter el vino, la salsa de soja y el zumo de los limones.

Cerrar la bolsa, darle un pequeño corte en un pico y asarlo el tiempo y a la temperatura previstos.

Cocer los ingredientes escogidos de la jardinera, limpios, troceados y por separado en agua con sal y escurrirlos.

Extraer el contenido de la bolsa y servirlo acompañado de las verduras.

El ave  |  El pollo, rey de la granja  |  El pollo  |  La carne de pollo  |  Nunca lavar el pollo

La cebolla

100 mitos · #53

El calabacín I

El calabacín II

100 mitos · #11

La salsa de soja

La salsa

Historia de la salsa

Técnicas básicas

Dieta Mediterránea

El vino aporta aroma, color y sabor pero ninguna caloría adicional al evaporarse el alcohol durante la cocción.

Cocinar con vino

100 mitos · #17

El limón I

El limón II

Conservar la fruta

La pimienta

La reina de las especias

100 mitos · #26

Cómo usar el horno

La judía verde se denomina con diferentes nombres según cada país o región: alubia, bajoca, bajoque, caparrón, chaucha, ejote, feixón, fréjol, fríjol, habicholilla, habichuela, mongeta, poroto, vaina, vainita, vainica...

La judía verde I

La judía verde II

Cosas de la verdura

Guarniciones

Tipos de cortes

Como curiosidad, hay que decir que hasta su expansión a comienzos del siglo XIX, las judías verdes eran consumidas de forma parcial, seleccionándose para su ingesta tan sólo la semilla o judía seca, y desechándose la vaina.

El guisante I  |  El guisante II  |  La legumbre  |  12 preguntas sobre las legumbres y las hortalizas

La buena vista y las zanahorias. El mito surgió de un bulo que el Gobierno británico difundió durante la Segunda Guerra Mundial. Cuando el capitán John Cunningham al mando del escuadrón 604 empezó a usar el sistema de radar en vuelos nocturnos, para ocultar el secreto se propaló que el aviador veía en la oscuridad gracias a la ingesta de zanahorias. Los alemanes no se lo creyeron pero su consumo aumentó entre los niños británicos.

La zanahoria I  |  La zanahoria II  |  100 mitos · #10  |  La zanahoria no siempre fue naranja  |  Alimentos en sazón

El aceite de oliva | 100 mitos · #6 #64 | Tipos de aceite | Aceites aromáticos | Aceite siempre limpio | Refranes

Trucos con sal

Tipos de sal

100 mitos · #27

Reducir su consumo

Los cuchillos