Descripción

Es una fruta de forma casi esférica, de tamaño algo más pequeño que un melocotón y atravesada por un surco lateral profundo.

Su piel puede ser blanca, amarilla, rojiza o anaranjada según a cual de las numerosas variedades corresponda el fruto. El tacto de la misma es suave y aterciopelado.

Contiene una semilla en forma de almendra en su interior y su pulpa es de un exquisito sabor dulce repleta de jugo. El color de la misma varía también según la variedad, y sus tonos conjugan entre rojizo o blanco y amarillo anaranjado.

Son países productores EE.UU., Sudáfrica, Italia, China, Francia, Irán, Siria, Australia, Argentina, Chile, y en España sobre todo la Comunidad Autónoma de Murcia y en general todo el levante español (Valencia, Castellón).

Los calibres más comunes en cuanto a su comercialización van desde los 35 a los 55 mm. de diámetro en su sección ecuatorial por fruto.

Variedades

Currot: La variedad comercial más temprana en su aparición en el mercado. Frutos de pequeño tamaño, piel delicada de color blanco-rosáceo.Pulpa blanquecina, poco carnosa y de sabor acidulo. Se suelen pre-madurar al comercializarse ya que recién cosechados carecen de valor gustativo.

Galta roja: En castellano "Mejilla Roja". Es, posiblemente, la variedad más comercializada y más consumida en España. Posee una piel atractiva, de color mitad rojiza y la otra mitad amarilla anaranjada. Su pulpa de color anaranjada es dulce y fina al paladar.

Ginesta: Una de las variedades más precoces en su aparición en el mercado. Frutos de mayor tamaño que la variedad Currot. Tiene forma esférica, delimitada longitudinalmente en 2 caras claramente definidas. Piel blanquecina, rosácea hacia el pedúnculo. Pulpa carnosa de color blanco y sabor suave y delicado.

Mitger: Variedad que se caracteriza por el tamaño de sus frutos, en torno a 50-55 mm. Piel fina, suave y aterciopelada. Carne blanca, dulce y jugosa. Aparecen en el mercado español a finales del mes de mayo. Es la mutación resultante de la unión de la variedad Galta Roja con una variedad traída de Francia. Su nombre proviene del apodo de unos vecinos de la población de Castelló de Rugat (Valencia).

Moniquí: Esta variedad es de mayor tamaño que las anteriores. Posee una piel blanquecina y su pulpa es turgente, carnosa y de sabor extremadamente dulce. Es la variedad más apreciada en la zona centro de España.

Conservación

Los albaricoques aparecen en el mercado español a mediados del mes de abril y perduran hasta finales del mes de agosto aproximadamente.

Una vez comprados se deben consumir lo antes posible porque son sumamente perecederos. Al guardarlos se deben separar unos de otros para que, sí hay alguno que se descomponga, no contamine al resto. No es conveniente guardarlos en la nevera, ya que la humedad acelera su descomposición.

Consumición

El albaricoque se consume fresco, en mermeladas y desecados constituyen los denominados “orejones de albaricoque”, muy consumidos en España a partir de primeros del mes de Septiembre y sobre todo en Navidad.

Para poder apreciar su sabor más plenamente se han de cumplir 2 condiciones:

  1. Que estén bien maduros.
  2. Que hayan madurado al sol.

La desecación es una operación destinada a reducir en el máximo grado posible, el agua de constitución del albaricoque con el objetivo de conseguir:

  1. Paralizar la acción de los gérmenes que necesitan humedad para vivir.
  2. Como consecuencia, concentrar el azúcar que contiene la fruta.

Valor nutritivo

El albaricoque es un fruto de gran riqueza nutricional. Posee un alto contenido en minerales como el hierro, calcio, fósforo, potasio, sodio, flúor, cobalto, bromo, magnesio, azufre, silicio y cloro.

También es rico en vitaminas A, B1, B2 y C. Su aporte calórico es muy bajo.

Valor energético y nutritivo por 100 g de albaricoque

  • Kilojulios
  • 184,2
  • Kcalorías
  • 44
  • Proteínas
  • 0,8 g
  • Hidratos de Carbono
  • 10 g
  • Grasas
  • 0,2 g
  • Fibra mineral
  • 2 g
  • Hierro (Fe)
  • 0.40 µg
  • Calcio (Ca)
  • 15 µg
  • Fósforo (P)
  • 24 µg
  • Potasio (K)
  • 280 µg
  • Sodio (Na)
  • 2 µg
  • Vitaminas
  • A B1 B2 C
  • Otros minerales
  • Co Br Mg Si F S Cl
  • Vitamina B3
  • 230 µg
  • Vitamina C
  • 16 mg

¿Sabías que...?

El albaricoque es astringente cuando se consume en fresco y laxante cuando está seco, lo que lo convierte en un remedio eficaz contra el estreñimiento.

Es rico en provitamina A, lo que favorece la visión y la belleza de la piel, por lo que se recomienda su consumo para la prevención de afecciones cutáneas, del sistema respiratorio, la anemia, la tensión alta y la retención de líquidos.

Su alto contenido en caroteno y vitamina C, antioxidantes naturales, hacen que su consumo sea recomendado para la prevención del cáncer.

Es originario de Turquestán, Mongolia y norte de China. Los chinos conocían el albaricoque 2 ó 3 mil años antes de Jesucristo, siendo llamados por ellos “sing”.

Fueron los árabes los que extendieron su cultivo por el litoral mediterráneo. A ellos les corresponde también el nombre del fruto “El-Barquq” de donde proviene el nombre español de albaricoque.

La almendra del albaricoque se puede emplear para dar sabor a las conservas de éste. Se debe reducir su empleo a 1 o 2, pues contiene ácido prúsico que es nocivo.