Descripción

De tamaño y forma cilíndrico, más o menos oblongo, de 5 cm de longitud y originario de la China. Tiene una piel consistente de color marrón oscuro y repleta de pelusa.

La pulpa de color verde oscuro en los lados se aclara ostensiblemente hacia el centro del fruto donde se encuentran infinidad de semillas negras, blandas y comestibles. Su sabor es agridulce que recuerda al melón y a la fresa.

Los kiwis comercializados en España proceden básicamente de Nueva Zelanda, Chile, Francia e Italia aunque hay también pequeñas producciones en España (Galicia y Asturias).

Los kiwis se calibran por el peso de los frutos que van normalmente desde los 80 a los 95 g y más.

Variedades

Gold: Fruto de muy reciente aparición en el mercado español. Posee una piel de color marrón pero sin vello, a diferencia de los kiwis normales. Su pulpa es de un atractivo color amarillo y sabor dulce con aromas que recuerdan una mezcla de mango, melocotón y melón.

Hayward: Es la variedad reina del mercado. Su tamaño, exquisito sabor e inmejorable calidad hacen de esta fruta, que puede llegar a pesar 100 g, el mejor Kiwi y el más solicitado.

Conservación

El proceso de maduración de los kiwis se puede acelerar si se guardan en una bolsa de plástico cerrada, junto con un plátano o una manzana.

El kiwi una vez recolectado puede conservarse en frigorífico de 1 a 5 meses sin deteriorarse, siempre que se mantenga a una temperatura de 0°.

A temperatura ambiente puede madurar lentamente hasta alcanzar la madurez óptima para el consumo. Entonces se pueden conservar en frigorífico alrededor de un mes.

Temperaturas

Conservación: 0

Maduración: 15º

Consumición

Los kiwis se consumen preferentemente frescos. Para ello se pueden cortar por la mitad y extraerse la pulpa a cucharadas. Pero también se pueden consumir en ensalada, en cóctel de frutas o macedonias, en confituras, sorbetes, y hechos puré, como salsa.

También se emplean en la industria de la repostería, para la elaboración de tartas y pasteles.

Valor nutritivo

El kiwi aporta mucha vitamina C, más que cualquier otro cítrico. El consumo de 2 piezas diarias es suficiente para completar sobradamente las necesidades de vitamina C de una persona adulta, así como proteínas, vitamina E, Hierro, Calcio, Fósforo, Potasio y mucha fibra. Son bajos en calorías y no contienen colesterol.

Valor energético y nutritivo por 100 g de kiwi

  • Kilojulios
  • 195
  • Kcalorías
  • 46
  • Proteínas
  • 1 g
  • Grasas
  • 0,6 g
  • Hidratos de Carbono
  • 8,5 g
  • Fibra mineral
  • 3,2 g
  • Calcio (Ca)
  • 40 µg
  • Fósforo (P)
  • 31 µg
  • Hierro (Fe)
  • 0,5 µg
  • Sodio (Na)
  • 4 µg
  • Caroteno
  • 370 µg
  • Vitamina B1
  • 17 µg
  • Vitamina B2
  • 50 µg
  • Vitamina B3
  • 410 µg
  • Vitamina B6
  • 120 µg
  • Vitamina C
  • 70 µg
  • Vitamina E3
  • 930 µg
  • Potasio (K)
  • 295 µg
  • Yodo (I)
  • 330 µg
  • Magnesio (Mg)
  • 15 mg

¿Sabías que...?

Parece ser que los kiwis deben su nombre por su parecido al pájaro nacional de las Islas del Sur del Pacífico (Nueva Zelanda) que no tiene alas y vive en agujeros excavados en la tierra.

El kiwi es muy eficaz para hacer más tiernos otros alimentos. Basta con frotar con fuerza la mitad de uno de estos frutos con por ejemplo, un trozo de carne para que ésta se ablande y haga más tierna al asarla o hacerla a la plancha. La responsable de este efecto es una enzima llamada actinidina que descompone las proteínas. Esta enzima también es muy beneficiosa en los procesos digestivos.