Descripción

El nombre sirve para designar el grupo más extenso y variado de todos los cítricos. Es un fruto de mediano tamaño con una cáscara delgada y fácil de desprender y de forma achatada. La pulpa de la mandarina está dividida en 8 ó 10 gajos que se separan con facilidad, de sabor dulce o ligeramente acidulado en ciertas variedades.

El calibrado de las mandarinas se realiza en una escala descendente entre el 1 y el 10, siendo las del número 1 las más grandes y las del 10 las más pequeñas. Son países productores Israel, Argelia, EE.UU. (California) y en España, la zona del levante (Valencia, Castellón, Murcia).

Las mandarinas se dividen en 4 grandes grupos: clementinas, clemenvillas, híbridos y satsumas.

Clementinas: Los frutos son de color naranja a naranja intenso, de forma esférica o ligeramente aplanada generalmente sin semillas. Se pelan con facilidad. La pulpa es de color naranja no dejando residuos al comerse.

Clemenvillas: De tamaño mediano a grande. La corteza es de color naranja rojiza, se pela con dificultad y tiene mucho zumo. Se recolecta desde mediados de Noviembre.

Hibridos: Los frutos son de buen tamaño, de color naranja a naranja rojizo, muy atractivos. La pulpa es fundente, con gran cantidad de zumo y en general con elevados contenidos en azúcares y ácidos totales. La corteza, en la mayoría de las variedades de este grupo está muy adherida a la pulpa y no presenta tendencia a bufarse.

Satsumas: Sus árboles son los últimos que florecen y sin embargo sus frutos son los primeros que se recolectan. Sus frutos son de color amarillo-naranja a naranja asalmonado, de buen tamaño, de forma achatada y muy propensa al bufado cuando la corteza inicia el cambio de color. Esta es gruesa y algo rugosa.

Variedades

Clementinas

Clemenules: El fruto es de buen calibre, de color naranja y propenso al bufado. Posee un adecuado contenido en zumo de alta calidad con adecuados niveles de azúcares y ácidos totales. La pulpa es fundente y apenas deja residuos al comerla. La recolección es precoz y a su vez escalonada en función de la floración.

Marisol: La recolección de esta especie es muy precoz. La corteza, al alcanzar el color naranja, tiende a separarse de la pulpa rápidamente (bufado). El zumo de la misma es acídulo.

Oronules: El fruto es pequeño, con una coloración naranja rojiza intensa muy atractiva, cuando alcanza la maduración natural. Tiende al bufado. La corteza es de consistencia blanda y de adherencia ligera, por lo que se pela con facilidad.

Orovales: El fruto es de buen tamaño, de pulpa tierna y fundente, con un elevado contenido en zumo de sabor ligeramente acidulo al igual que la clementina Marisol. La corteza es de consistencia blanda. Muy propensa al bufado. La recolección es precoz.

Clemenvilla

Clemenvilla: De tamaño mediano a grande. Corteza color naranja rojiza, se pela con dificultad y tiene mucho zumo. Se recolecta desde mediados del mes de noviembre.

Híbridas

Ellendale: Es un híbrido entre naranjo y mandarino. El fruto es de buen tamaño, poco achatado y de fácil pelado. Posee un elevado contenido en zumos. Pueden tener un pequeño contenido en semillas. Es una variedad poco productiva y de recolección tardía.

Fortuna: Es un híbrido obtenido entre clementino fino y mandarino Dancy. El fruto es de buen tamaño, de color naranja muy atractivo y posee un elevado contenido en zumo, ligeramente acidulo. La corteza, muy adherida a la pulpa, se pela con facilidad. La recolección es tardía.

Ortanique: Es un híbrido entre naranjo y mandarino. Es una variedad muy productiva que da lugar a unos frutos de tamaño grande de forma redondeada. La corteza es de color naranja muy atractiva, muy adherida a la pulpa, hasta el punto que el pelado se realiza con dificultad. La pulpa es fundente con alto contenido en zumo. La recolección es tardía.

Clausellinas

Clausellinas: Los frutos son de buen tamaño, de color amarillo-naranja y de poca calidad por su bajo contenido en azúcares y ácidos totales. La recolección también es muy precoz.

Okitsu: Son las primeras que llegan al mercado español. Presentan mucho contenido en zumo. La corteza tiene poco espesor, siendo la superficie bastante lisa.

Conservación

Una vez recolectada la mandarina, se consideran temperaturas idóneas de almacenaje las comprendidas entre lo 3 y 7°. Si se quiere conservar por un periodo de 1 a 2 semanas se puede llegar al límite inferior o incluso refrigerar por debajo de 3°. Si se quiere conservar 1 mes o más tiempo no es recomendable bajar de 5°.

Las pérdidas de peso debidas a la evaporación de agua pueden alcanzar valores considerables en un almacenaje prolongado si no se consigue mantener la humedad relativa del aire en el 90%.

Consumición

Las mandarinas se consumen generalmente al natural, tal cual, pero también se puede consumir exprimidas, en forma de zumo.

Además, los gajos de la mandarina se utilizan habitualmente en la industria de repostería como elemento decorativo de tartas y pasteles. También se emplea el extracto de mandarina en la fabricación de dulces y caramelos.

Valor nutritivo

La mandarina es rica en fibra, vitaminas A, B1, B2, B3, B6 y C. También tiene un aporte considerable de minerales como el fósforo, calcio, hierro y magnesio.

Valor energético y nutritivo por 100 g de mandarina

  • Kilojulios
  • 195
  • Kcalorías
  • 46
  • Proteínas
  • 0,7 g
  • Grasas
  • 0,3 g
  • Hidratos de Carbono
  • 10,1 g
  • Fibra mineral
  • 0,7 g
  • Agua
  • 86,7 g
  • Sodio (Na)
  • 2 µg
  • Minerales
  • Mg
  • Caroteno
  • 340 µg
  • Vitamina B1
  • 60 µg
  • Vitamina B2
  • 30 µg
  • Vitamina B3
  • 200 µg
  • Vitamina C
  • 20 mg
  • Calcio (Ca)
  • 41 µg
  • Fósforo (P)
  • 16 µg
  • Hierro (Fe)
  • 0,5 µg
  • Potasio (K)
  • 210 µg

¿Sabías que...?

El contenido vitamínico de las distintas variedades de mandarina es bajo si se compara con otros agrios ya que sólo contiene ⅓ de vitamina C en relación con la naranja.

Entre las propiedades de la mandarina hay que destacar su alto contenido en bromo, elemento favorecedor del sueño, que convierte a este pequeño cítrico en el postre ideal de la cena.

Al igual que otros cítricos, es buena para los resfriados y para aliviar problemas de circulación sanguínea.