• 2 rodajas de provolone de 200 g cada una
  • 6 tomates secos
  • Agua para el remojo
  • 1 diente de ajo
  • Nueces peladas
  • Orégano
  • Tostaditas, galletas saladas, picos...

Poner los tomates en remojo durante el tiempo indicado para que se rehidraten.

Frotar el interior de las cazuelas con el diente de ajo.

Poner dentro el queso, los tomates cortados en tiras y el orégano.

Hornear el tiempo indicado o hasta que esté fundido.

Espolvorear las nueces picadas por encima y servir con el pan tostado.

El aperitivo I

El aperitivo II

El aperitivo III

Alimentos en sazón

Queso Provolone Val Padana  |  Provolone  |  El queso  |  100 mitos · #74  |  Su empleo  |  Su corteza

El tomate I

El tomate II

¿Fruta o verdura?

El tomate seco

Desecar tomates

El ajo I  |  El ajo II  |  Tipos de ajo por su color  |  Ajos en conserva  |  Las especias  |  Dieta Mediterránea

La nuez

Los frutos secos I

Los frutos secos II

El orégano

Hierbas aromáticas

10 curiosidades del pan

El pan

100 mitos · #33

Técnicas básicas

#

El alimento se asa con menos grasa al no ser imprescindible añadirla para su cocción. El calor seco y uniforme sella el exterior, reteniendo sus jugos en el interior, realzando el sabor y preservando la textura. De no prolongar el asado, no hay pérdida relevante de nutrientes al no estar sumergido en agua.

#

Consorzio Tutela Provolone Valpadana

Cremona

Italia