• 800 g netos de calabaza
  • 2 huevos
  • 350 g leche condensada
  • 2 cucharaditas de canela en polvo
  • 1 cucharadita de nuez moscada
  • 5 clavos
  • 2 cucharaditas de vainilla azucarada
  • 125 g mantequilla
  • 250 g harina

Asar la calabaza en horno convencional a 180° durante aproximadamente 30 minutos.

Masa quebrada

Mezclar la harina y la mantequilla muy bien hasta que quede arenoso.

Poner la masa en el molde y aplastarlo hasta conseguir una base fina.

Relleno

Sacar la calabaza del horno cuando esté tierna y dejar que se enfríe.

Mezclar en la batidora con los huevos, la leche condensada y las especias en este orden: los clavos, la calabaza, la leche, los huevos, la canela, la nuez moscada y la vainilla.

Verter el relleno sobre la base y ponerlo en el horno durante el tiempo indicado.

Sacarlo del horno y esperar a que se enfríe.

Conviene dejar que la tarta pase la noche en la nevera.

Desmoldar y servir.

Postre tradicional norteamericano hecho generalmente a finales de otoño y principios de invierno, especialmente para la Noche de Brujas, Día de Acción de Gracias y Navidad.

El postre

Historia de la repostería

Postres de cuchara

La calabaza

100 mitos · #61

Alimentos en sazón

El huevo  |  Definiciones, historia, curiosidades...  |  Más cosas  |  El código impreso en los huevos

La leche

La leche condensada

Usos de la leche

100 mitos · #91

Las especias

La canela I

La canela II

La nuez moscada

El clavo

La vainilla

La mantequilla I

La mantequilla II

Mantequillas compuestas

Cocinar sin aceite

La harina

Los cuchillos

Preparaciones en moldes

Técnicas básicas

#

El alimento se asa con menos grasa al no ser imprescindible añadirla para su cocción. El calor seco y uniforme sella el exterior, reteniendo sus jugos en el interior, realzando el sabor y preservando la textura. De no prolongar el asado, no hay pérdida relevante de nutrientes al no estar sumergido en agua.