• 16 obleas para empanadillas
  • Restos de una adafina (ver receta)
  • 1 o 2 huevos

Picar el sobrante de la adafina en trocitos pequeños.

Rellenar las obleas con esta preparación, sellarlas con los dientes de un tenedor y pintarlas con el huevo batido.

Colocarlas en la bandeja del horno sobre papel vegetal y hornearlas según lo indicado.

Quijadilla es como se llamaba a la empanadilla en ladino. Aquí se muestra una manera de cómo aprovechaban los sefardíes la ropa vieja (ver receta) o "handrajos" de su adafina, un cocido sin los productos del cerdo prohibidos por su religión ni de la patata que aún no había llegado de América.

A los excedentes de muchas preparaciones se les puede dar una segunda vida. Son las recetas de aprovechamiento de la cocina popular.

Ropa vieja: para aprovechar las sobras del cocido.

Arroz al horno o con costra: para emplear el caldo, los garbanzos y la patata de otros guisos.

Croquetas: para reutilizar restos de pollo, de gallina y de jamón.

Empanadas, empanadillas y albóndigas: para usar restos de carne o pescado.

Cremas varias: con zanahoria, patata y otras verduras.

Consejos para reutilizar las sobras

Otras recetas de aprovechamiento

La empanadilla

Alimentos en sazón

Técnicas básicas

Dieta Mediterránea

El huevo  |  Definiciones, historia, curiosidades...  |  Más cosas  |  El código impreso  |  Cómo cocerlos

#

El alimento se asa con menos grasa al no ser imprescindible añadirla para su cocción. El calor seco y uniforme sella el exterior, reteniendo sus jugos en el interior, realzando el sabor y preservando la textura. De no prolongar el asado, no hay pérdida relevante de nutrientes al no estar sumergido en agua. + info

#

Sefardíes jugando al ajedrez

Libro de los juegos, o Libro del ajedrez, dados y tablas

Encargado por Alfonso X «el Sabio», rey de Castilla, León y Galicia

Entre 1252 y 1284

España