• 400 g de pasta
  • 500 g de níscalos
  • 2 dientes de ajo
  • Vino blanco
  • Perejil
  • Queso Parmesano rallado
  • 175 ml de leche o nata
  • 1 nuez de mantequilla
  • Agua para la cocción
  • Aceite de oliva
  • Sal

Limpiar los níscalos y cortarlos por la mitad y después en juliana.

Sofreír los ajos picados en aceite, añadir los níscalos, rehogar, añadir el vino y dejar evaporar.

Salar y añadir la leche o nata y cocinar hasta que alcance una textura cremosa.

Lavar y picar el perejil y añadirlo al guiso.

Remover, corregir de sal y reservar caliente.

Hervir agua en una cazuela grande, salar y seguidamente poner la pasta, cocerla al dente y escurrirla.

Saltearla con la salsa, añadir la mantequilla, mezclar bien y servir caliente con queso rallado.

La pasta

El tallarín

Al dente

El ajo I

El ajo II

La sabiduría popular advierte que todas las setas son comestibles, pero algunas sólo la primera vez. No es broma.

El níscalo

Las setas I

Las setas II

Conservar las setas

Las especias

Elegir siempre las setas de menor tamaño, son más tiernas, sabrosas y aromáticas. El resto del volumen es agua.

Parmesano I  |  Parmesano II  |  El queso  |  Queso rallado  |  100 mitos · #74  |  Su empleo  |  Su corteza

El perejil

La leche

Usos de la leche

100 mitos · #91

Tipos de nata

La mantequilla I

La mantequilla II

Los cuchillos

El aceite de oliva  |  100 mitos · #6   #64  |  Tipos de aceite  |  Aceites aromáticos  |  Aceite siempre limpio

Cortes básicos: El Blog del Chef

Cocinar con vino

100 mitos · #17

#

La proporción debe ser de 1 l de agua por 100 g de pasta, y al hervir, añadir 2 cucharaditas de sal por litro. La pasta debe incorporarse 1 o 2 minutos después de haber hervido el agua y hay que remover con frecuencia. El tiempo indicado por el fabricante se mide al reiniciarse el hervor después de agregar la pasta.

#

Funghi e castagne in un paesaggio mediterraneo

Giovan Francesco Gonzaga

(Milán, 12 de junio de 1921 – ibídem, 2 de octubre de 2007)

Óleo sobre lienzo - 40 × 60 cm