Tipo de tomates

Los tipos pera son los idóneos por su bajo contenido en humedad aunque se puede aplicar a cualquier otro tipo, calidad o tamaño.

Deberán ser carnosos y firmes pero estar muy maduros.

Es preciso que estén perfectamente sanos y sin taras ni deterioros.

Época

El mejor momento es el verano por las elevadas temperaturas, la sequedad del ambiente, la mayor insolación y las noches templadas.

Rendimiento

18 kg de tomates frescos producen sólo 1 kg de tomates secos.

Condimentación

Se pueden salar con mesura ya que al reducirse de volumen subirá la proporción.

Igualmente se pueden añadir las especias preferidas, solas o combinadas. El único límite es la imaginación.

Lo anterior es aplicable para las hierbas aromáticas frescas o secas.

Secado al sol

Lavarlos con agua fría y secarlos concienzudamente.

Cortarlos en cuartos y retirarles las semillas para facilitar el proceso.

Colocarlos sobre una rejilla rígida separada del suelo para facilitar la circulación del aire, con la piel hacia abajo y distanciados entre sí.

Cubrirlos con un tul fino y limpio sin que les toque para protegerlos del polvo, de los insectos y otros animales.

Ponerlos al sol el mayor tiempo posible, desplazándolos si es necesario.

Preservarlos en el interior al ponerse el sol para evitar el rocío nocturno.

Secado al horno

Lavarlos con agua fría y secarlos concienzudamente.

Cortarlos en cuartos y retirarles las semillas para facilitar el proceso.

Precalentar el horno hasta alcanzar una temperatura entre 50 y 60º.

Introducir la rejilla con los tomates.

Tiempo

Entre un día y una semana al sol y de 6 a 12 horas en el horno dependiendo de sus características.

Adquirirán un color más oscuro y una dureza consistente.

No conviene prolongar el tiempo de secado.

Empleo

Añadirlos directamente a un guiso teniendo en cuenta que el sabor está muy concentrado.

Ponerlos en aceite de oliva durante 7 días una vez rehidratados y secados para usarlos en ensaladas.

Pulverizarlos y usarlos como condimento en panes, galletas saladas, queso de untar, patés…

Emplearlos para aromatizar aceites de oliva, solos o junto con otras especias y hierbas.

Los tomatitos cereza son adecuados para combinar con otros alimentos en aperitivos y canapés.

Conservación

En la nevera duran varios días.

Se pueden congelar en bolsas de plástico apropiadas.

En aceite de oliva en tarros de cristal esterilizados y preservados de la luz y del calor.