La pasta la relacionamos como una comida fácil y cómoda de preparar, además suele gustar desde niños a mayores. ¿Pero sabías que cometemos varios errores al hacer pasta?

Se puede hacer para todos los gustos, con tomate y carne, beicon y nata, al pesto... ¡Hay infinidad de formas!

Te vamos a contar algunos de ellos, que un italiano jamás te perdonaría.

Errores comunes

Seguro que este consejo te sorprenderá, pero, ¡no eches aceite al agua! Cuando vamos a cocer los espaguetis o macarrones, muchas personas tienen por costumbre echar aceite en el agua antes de cocer. Este hábito lo debemos eliminar, ya que el aceite creará una película impermeable que hará que la salsa que hagamos después no quede tan ligada a la pasta como debería.

El siguiente error más común es lavar la pasta cuando la hemos cocido. No se debe lavar, sorprendente pero cierto. Si lavas la pasta se irá su sabor.

La pasta hay que comerla recién hecha. Es difícil conseguir esto, pero tiene que estar recién terminada para ¡hincarle el diente!

¡No lo hagas!

Hay que echar la sal justa en el agua de cocer la pasta, ni pasarse ni quedarse cortos. Además, échala cuando el agua esté hirviendo y no antes.

La pasta la solemos cocer unos 7 minutos, lo que indique el paquete. Pues hay que decir, que lo mejor es sacarla dos minutos antes de lo recomendado, ya que cuando la salteemos con la salsa se acabará de hacer. ¡Así quedará al dente!

Sabemos que la salsa es muy importante, pero ¡la pasta es lo primordial! No la hundas en salsa, tiene que haber una proporción justa entre salsa y pasta.

¿Ketchup en la pasta? ¡No, no y no! De esta manera nos estamos cargando el plato entero, sustitúyelo por una salsa de tomate.

Se ha puesto de moda echarle pollo a los espagueti, esta actitud no sería la más correcta, este invento lo hicieron los estadounidenses, los italianos jamás pondrían pollo a la pasta.

Con estos consejos te va a quedar una pasta de cine. ¡Nunca es tarde para remediar los errores!

blog.dia.es - 1 de abril de 2016