Cuchillo o pela patatas

Para los más habilidosos y si los tomates están duros y con la piel tersa.

Escaldado

Para los tomates más maduros y blandos.

Retirar el tallo al tomate con una puntilla y hacer dos cortes superficiales en la base en forma de cruz.

Introducirlo en la cazuela con el agua hirviendo.

Si fueran varios los tomates hacerlo de uno en uno o en tandas.

El agua dejará de hervir, cuando empiece a hervir de nuevo, dejarlo de 30 a 40 segundos.

Sacarlo y ponerlo inmediatamente en un bol con agua y hielo y después pelarlo.

Sin semillas

Para cuando lo requiere la receta o preparación, por ejemplo la mermelada.

Dividir los tomates en gajos y retirar las pepitas con una cucharita.

Microondas

Lavar los tomates.

Cortar los tomates por la mitad.

Colocarlos por el lado cortado hacia abajo en un plato para microondas.

Calentarlos 5 minutos a máxima potencia.

Observarlos durante la cocción, hasta comprobar que la piel empieza a arrugarse por el borde del corte.

Levantar suavemente la piel de los bordes.

Y terminado.