• 500 g de verdinas
  • 400 g de bacalao
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharada de pimentón de La Vera
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal

Remojar las verdinas con la antelación indicada.

Quitar el agua del remojo y poner agua nueva justo para cubrirlas.

Cocerlas en la olla con el laurel el tiempo indicado.

Escaldar el bacalao, dejarlo enfriar, quitarle la piel y las espinas, desconcharlo con los dedos y reservarlo.

Hacer un sofrito en una sartén con el aceite, el ajo, la cebolla y el puerro muy picados.

Añadir el pimentón fuera del fuego y mezclarlo.

Abril la olla, volcar el contenido de la sartén, poner el bacalao y cocinarlo junto unos minutos más.

Probar de sal y dejarlo reposar antes de servirlo.

Las verdinas se cultivaban tradicionalmente en el Valle de Ardisana, en el concejo de Llanes, donde se cuenta que llegaron a principios del siglo XX de la mano del conde de la Vega del Sella. Pero hasta hace dos décadas aproximadamente no se conocían en el resto de Asturias, ya que su producción estaba destinada al autoconsumo, hasta que se difundió su existencia.

Verdina I | Verdina II | Alubias, blanquillos... | La legumbre | 12 preguntas sobre las legumbres y las hortalizas

El bacalao I | El bacalao II | Salazón | Desalar el bacalao | Bacalao: ¡Pobre nuevo rico! | La fortuna de Gurtubay

El ajo I  |  El ajo II  |  Tipos de ajo por su color  |  Ajos en conserva  |  Las especias  |  Dieta Mediterránea

La cebolla

100 mitos · #53

Puerro

El puerro

Elegir la sartén

El laurel I

El laurel II

Hierbas aromáticas

Técnicas básicas

Pimentón de La Vera

El pimentón I

El pimentón II

Alimentos en sazón

El aceite de oliva  |  100 mitos · #6   #64  |  Tipos de aceite  |  Aceites aromáticos  |  Aceite siempre limpio

Trucos con sal

Tipos de sal

100 mitos · #27

Reducir su consumo

Los cuchillos

#

El uso correcto de la olla logra un notable ahorro de tiempo y energía. Los alimentos pierden menos nutrientes, conservan su aroma y sabor al apenas utilizar agua y cocerse en su propio jugo y quedar sus sustancias minerales, sobre todo sodio y potasio, disueltas en él. Y precisa menos grasa para cocinar.

#

XV Jornadas Gastronómicas de la Fabada, Fabes y Verdinas

4 al 6 y del 11 al 13 de noviembre de 2016

Llanes

Asturias