• 1 kg de alcachofas
  • 1 cebolla
  • Harina
  • Vino blanco
  • Perejil
  • Nuez moscada
  • Aceite de oliva
  • Agua para la cocción
  • Sal

Lavar, quitar las hojas duras a las alcachofas, dividirlas en octavos, retirarles las barbas y pasarlas a un bol con agua y perejil.

Cocerlas en la olla en agua con sal el tiempo indicado, escurrirlas y reservar un poco del agua.

Poner las alcachofas en una cazuela, verter un poco de vino y dejar que se evapore.

Pelar y picar muy fina la cebolla y pocharla en aceite con un poco de sal.

Diluir la harina en un vaso con el caldo de las alcachofas caliente.

Añadirlo al sofrito con la nuez moscada y sal, mezclar, verterlo sobre las alcachofas y rehogar unos minutos.

Servir caliente con perejil picado.

Las alcachofas contienen una sustancia, cynarina, que al combinarlas con vino genera un gusto metálico y los entendidos aconsejan tomarlas con otro tipo de bebidas como el agua o la cerveza. Esta última, aseguran que potencia su sabor.

Cosas de la verdura  |  La alcachofa I  |  La alcachofa II  |  La de Benicarló  |  La de Tudela  |  Alimentos en sazón

La cebolla

100 mitos · #53

La harina

Cocinar con vino

100 mitos · #17

El vino aporta aroma, color y sabor pero ninguna caloría adicional al evaporarse el alcohol durante la cocción.

El perejil

Hierbas aromáticas

La nuez moscada

Las especias

Espesar las salsas

El aceite de oliva  |  100 mitos · #6   #64  |  Tipos de aceite  |  Aceites aromáticos  |  Aceite siempre limpio

Trucos con sal

Tipos de sal

100 mitos · #27

Reducir su consumo

Los cuchillos

#

Carxofa de Benicarló

Denominació d'Origen

Benicarló

Castellón

España