• 320 g de pasta
  • 4 ossobuco pequeños
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 2 zanahorias
  • 2 berenjenas medianas
  • 8 tomates maduros
  • ¼ vaso de vino tinto
  • ¼ vaso de leche
  • Harina
  • Aceite de oliva
  • Pimienta
  • Agua para la cocción
  • Sal

Salar, cortar un poco los nervios de los ossobuco para que no encojan.

Pasarlos por harina, dorarlos por ambos lados y reservarlos.

Pelar y picar la cebolla y los ajos y sofreírlos en una sartén con un poco de aceite.

Pelar y cortar la zanahoria en daditos, incorporarla al sofrito y rehogar.

Pelar los tomates, picarlos en daditos, añadirlos a lo anterior y rehogar 5 minutos.

Poner los ossobuco y el vino, dejar evaporar, verter la leche y salpimentar.

Cerrar la olla y cocinar el tiempo indicado.

Abrir, retirar la carne y las verduras con un poco de caldo.

Desengrasar, añadir agua, corregir de sal, cocer la pasta al dente y escurrirla.

Servirla y encima poner un ossobuco y la salsa.

Espagueti  |  Pasta  |  Pasta integral  |  Historia  |  Errores al hacerla  |  100 mitos ·   #81   #84  |  Al dente

El ossobuco

Despiece de vacuno

La salsa

Historia de la salsa

La cebolla

100 mitos · #53

Elegir una sartén

El ajo I | El ajo II | Tipos de ajo | Las especias | La pimienta | La reina de las especias: La pimienta | 100 mitos · #26

La zanahoria I  |  La zanahoria II  |  100 mitos · #10  |  La zanahoria no siempre fue naranja  |  Alimentos en sazón

Técnicas básicas

Cocinar con vino

100 mitos · #17

El vino aporta aroma, color y sabor pero ninguna caloría adicional al evaporarse el alcohol durante la cocción.

Cosas de la berenjena | Berenjena I | Berenjena II | Berenjena III | Cosas de la verdura | Alimentos en sazón

El tomate I  |  El tomate II  |  ¿Fruta, verdura, hortaliza?  |  Escaldar  |  Pelar los tomates

La leche

Usos de la leche

100 mitos · #91

La harina

El aceite de oliva  |  100 mitos · #6   #64  |  Tipos de aceite  |  Aceites aromáticos  |  Aceite siempre limpio

Trucos con sal

Tipos de sal

100 mitos · #27

Reducir su consumo

Los cuchillos

#

La proporción debe ser de 1 L de agua por 100 g de pasta, y al hervir, añadir 2 cucharaditas de sal por litro. La pasta debe incorporarse 1 o 2 minutos después de haber hervido el agua y hay que remover con frecuencia. El tiempo indicado por el fabricante se mide al reiniciarse el hervor después de agregar la pasta.