• 1 k de mejillones
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 2 cayenas
  • 150 g de tomate triturado
  • ½ vaso de vino blanco
  • ½ vaso de agua
  • Perejil
  • Pimentón
  • Aceite de oliva
  • Sal

Lavar los mejillones, descartar los rotos o abiertos y quitarles las barbas.

Picar la cebolla y el ajo muy finos y sofreírlos en un poco de aceite.

Cuando estén transparentes, verter el vino y dejarlo evaporar.

Retirar del fuego, poner el pimentón y remover para que no se queme.

Incorporar el perejil lavado y picado junto con el tomate, salar un poco y cocinar unos 10 minutos.

Añadir los mejillones, el agua y tapar.

Remover y dejar unos 5 minutos hasta que los mejillones se hayan abierto.

Servir caliente con más perejil.

El mejillón I

El mejillón II

Los moluscos

El marisco

El ajo I | El ajo II | Tipos de ajo por su color | Ajos en conserva | Las especias | La cayena | Dieta Mediterránea

Al picante se le atribuyen numerosos beneficios: Ayuda a quemar calorías, disminuye la sensación de hambre, mejora la circulación sanguínea, reduce el crecimiento de las células cancerosas, es afrodisíaco, combate los resfriados, facilita la respiración pulmonar y produce sensación de bienestar general.

La cebolla

100 mitos · #53

El tomate I

El tomate II

¿Fruta o verdura?

Casi todos los alimentos pierden propiedades beneficiosas al ser cocinados, sin embargo el licopeno que contiene el tomate se asimila mejor cuando está sometido a cualquier proceso de cocción y si es con aceite de oliva mejor.

Cocinar con vino

100 mitos · #17

El perejil

El pimentón I

El pimentón II

El aceite de oliva  |  100 mitos · #6   #64  |  Tipos de aceite  |  Aceites aromáticos  |  Aceite siempre limpio

Trucos con sal

Tipos de sal

100 mitos · #27

Reducir su consumo

Los cuchillos

#

Mytilus galloprovincialis

Mejillón mediterráneo