• 40 g de hojas de perejil
  • 30 g de piñones
  • 2 dientes de ajo pequeños
  • 60 g de queso parmesano rallado
  • 120 g de aceite de oliva

Lavar y secar el perejil y pelar los ajos.

Triturar los piñones y el ajo en una batidora.

Incorporar el perejil y el aceite poco a poco.

Batir con golpes cortos hasta obtener una crema líquida, añadir el queso y dar unos golpes más.

No añadir sal pues ya la tiene el queso.

Si no se va a emplear inmediatamente, no incorporar el queso, añadir unas gotas de limón, cubrir con aceite y meter en el congelador hasta el momento de ser usada.

El pesto

Conservar el pesto

Otros tipos de pesto

La salsa

Historia de la salsa

El perejil

Hierbas aromáticas

Congelar y descongelar

Los cuchillos

El piñón

Los frutos secos I

Los frutos secos II

El ajo I  |  El ajo II  |  Tipos de ajo por su color  |  Ajos en conserva  |  Las especias  |  Dieta Mediterránea

El aceite de oliva  |  100 mitos · #6   #64  |  Tipos de aceite  |  Aceites aromáticos  |  Aceite siempre limpio

Parmesano I  |  Parmesano II  |  El queso  |  Queso rallado  |  100 mitos · #74  |  Su empleo  |  Su corteza

#

Prezzemolo

Personaje de dibujos animados

Mascota de Gardaland

Castelnuovo del Garda

Verona

Italia