• 1 k de tomates pera o 500 g
    de tomate triturado
  • 2 dientes de ajo
  • ½ cebolla mediana
  • 10 hojas de albahaca fresca
  • Aceite de oliva virgen
  • Agua
  • Sal

Si se utilizan tomates, escaldarlos, pelarlos, quitar la parte dura del tallo y picarlos.

Picar la cebolla y el ajo muy finos.

Poner el aceite en una cazuela y agregar la cebolla y el ajo.

Pochar hasta que la cebolla esté transparente y añadir un poco de sal.

Añadir el tomate, si es triturado añadir además la mitad del contenido de agua, y cocer a fuego fuerte hasta que empiece a hervir.

Bajar al mínimo, salar, añadir la albahaca, remover, casi tapar y cocinar durante 60 minutos.

No dejar de remover y retirar cuando la salsa esté consistente.

Si no se usa al momento, guardarla en la nevera en tarros esterilizados cubierta con un poco de aceite.

La salsa

La salsa de tomate

Historia de la salsa

Espesar las salsas

Casi todos los alimentos pierden propiedades beneficiosas al ser cocinados, sin embargo el licopeno que contiene el tomate se asimila mejor cuando está sometido a cualquier proceso de cocción y si es con aceite de oliva mejor.

El tomate I  |  El tomate II  |  ¿Fruta, verdura, hortaliza?  |  Escaldar  |  Pelar los tomates

La albahaca

Hierbas aromáticas

Las especias

La cebolla

100 mitos · #53

El ajo I  |  El ajo II  |  Tipos de ajo por su color  |  Ajos en conserva  |  Las especias  |  Dieta Mediterránea

El aceite de oliva  |  100 mitos · #6   #64  |  Tipos de aceite  |  Aceites aromáticos  |  Aceite siempre limpio

Trucos con sal

Tipos de sal

100 mitos · #27

Reducir su consumo

Los cuchillos

#

Nature morte aux tomates

Eugène Henri Paul Gauguin

(París, 7 de junio de 1848 - Atuona, Islas Marquesas, 9 de mayo de 1903)

1883 - Óleo sobre lienzo - 60 x 73 cm

Colección privada