<
  • 2 solomillos de pavo
  • Aceite de oliva
  • Pimienta
  • 500 ml de leche semidesnatada
  • Salsa de queso de Cabrales
    (ver receta)
  • Perejil
  • Sal

Salpimentar los solomillos y sellarlos en una sartén con aceite.

Pasarlos a una cazuela ancha y baja, verter la leche, dejar que hierva y añadir la salsa de queso poco a poco.

Dejar que se consuma la salsa y darle la vuelta al pavo de vez en cuando.

Filetearlo, servir con la salsa y espolvorear un poco de perejil.

© J. M. Occhi - 2013 · 2018|