• 180 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 12 tomates secos

Poner los tomates con el aceite en un tarro de cristal, cerrarlo y rehidratarlo durante el tiempo indicado.

Escurrirlos y picarlos lo más fino posible.

Poner todo en la batidora y triturarlo hasta conseguir una crema ligera.

Pasarlo por un chino y conservarlo hasta su uso en un lugar al abrigo de la luz y de la humedad.

Emplearlo en crudo como condimento de cualquier alimento: ensaladas, verduras, salsa de tomate para pasta, pizza, patatas... o decoraión de otros platos.

El aceite de oliva  |  100 mitos · #6   #64  |  Tipos de aceite  |  Aceites aromáticos  |  Aceite siempre limpio

El tomate I

El tomate II

¿Fruta o verdura?

El tomate seco

Desecar tomates

Historia de la salsa

La salsa

Alimentos crudos

El aliño

#

¡Toma tomate!

Semana del tomate valenciano

3 al 9 de julio de 2017

Mercado Colón

Valencia

España