• 360 g de arroz
  • 350 g de castañas
  • 300 g de níscalos
  • 4 tomates
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • Agua para la cocción
  • Una ramita de romero
  • Perejil
  • Sal

Lavar, hacer una incisión en la cara de cada castaña y cocerlas en abundante agua unos 40 minutos.

Enfriarlas, quitarles la cáscara y la piel interior, reservar algunas para la decoración, picar el resto y reservarlas.

Limpiar los níscalos bajo agua fría, cortar los tallos, retirar las esporas interiores y picarlos en juliana, reservando algunos pequeños para la decoración.

Lavar y pelar los tomates y cortarlos en daditos.

Sofreír los ajos picados en una paella con un poco de aceite, añadir el tomate y rehogar unos minutos.

Incorporar los níscalos y las castañas, cubrir con agua, salar, cocinar hasta que se consuma el líquido y reservar.

Añadir el arroz, rehogar, poner el doble de agua que de arroz y colocar los níscalos y castañas reservados.

Cocinar a fuego fuerte, cuando empiece a hervir bajar a fuego medio y corregir de sal.

Casi a su terminación incorporar una rama de romero lavada y las castañas reservadas.

Retirar el romero, reposar y servir caliente y espolvoreado con perejil recién picado.

El arroz I

El arroz II

Cosas del arroz

La judía verde I

La judía verde II

La castaña

El ajo I

El ajo II

Las especias

El perejil

El romero

Hierbas aromáticas

El aceite de oliva

Aceite siempre limpio

Casi todos los alimentos pierden propiedades beneficiosas al ser cocinados, sin embargo el licopeno que contiene el tomate se asimila mejor cuando está sometido a cualquier proceso de cocción y si es con aceite de oliva mejor.

El tomate I

El tomate II

La salsa de tomate

La receta de Pippo

Trucos con sal

La sabiduría popular advierte que todas las setas son comestibles, pero algunas sólo la primera vez. No es broma.

El níscalo

Las setas I

Las setas II

Conservar las setas

Alimentos en sazón

Elegir siempre las setas de menor tamaño, son más tiernas, sabrosas y aromáticas. El resto del volumen es agua.

#

Manzanas, castañas, escudilla y cubilete

Jean Siméon Chardin

(París, 2 de noviembre de 1699 – ibídem, 6 de diciembre de 1779)

c. 1750 - Óleo sobre lienzo - 33 x 41 cm

Musée du Louvre

París

Francia