• 600 g de bacalao desalado a punto de sal
  • 4 dientes de ajo
  • 2 latitas de anchoas en aceite de oliva
  • Aceite de oliva
  • ½ limón
  • Almendras crudas
  • Sal

Pelar los ajos, picarlos y aplastarlos en el mortero con poquísima sal.

Agregar 8 anchoas cortaditas con su aceite y machacar todo bien.

Verter poco a poco aceite y el zumo de limón moviendo el mortero para que ligue dejando una crema ligera.

Colocar el bacalao en una fuente de horno, cubrir con la salsa y poner las demás anchoas encima.

Espolvorear las almendras picadas por encima.

Meter en el horno y cocinar 5 o 6 minutos.

Cambiar a gratinado y continuar hasta que se tuesten las almendras.

El bacalao I | El bacalao II | Salazón | Desalar el bacalao | Bacalao: ¡Pobre nuevo rico! | La fortuna de Gurtubay

El ajo I  |  El ajo II  |  Tipos de ajo por su color  |  Ajos en conserva  |  Las especias  |  Dieta Mediterránea

La anchoa | Anchoa o boquerón | Anchoa en salazón | Salazón | Conserva | Tipos y técnicas | Alimentos en conserva

La almendra

Los frutos secos I

Los frutos secos II

Técnicas básicas

El alioli

El limón I

El limón II

Conservar la fruta

Alimentos en sazón

El aceite de oliva | 100 mitos · #6 #64 | Tipos de aceite | Aceites aromáticos | Aceite siempre limpio | Refranes

Trucos con sal

Tipos de sal

100 mitos · #27

Reducir su consumo

Los cuchillos

#

La cocina del mortero

Enciclopedia de gastronomía

Mortero ►

#

El alimento se asa con menos grasa al no ser imprescindible añadirla para su cocción. El calor seco y uniforme sella el exterior, reteniendo sus jugos en el interior, realzando el sabor y preservando la textura. De no prolongar el asado, no hay pérdida relevante de nutrientes al no estar sumergido en agua. + info

Trucos para conseguir un gratinado "10"

#

El gratinado es una técnica de acabado de platos, consistente en poner una capa de queso, de pan rallado, de mayonesa, etc. sobre un guiso y tostarlo en el horno con calor por encima, hasta que quede crujiente y dorado. En general se asocia a la pasta y preparaciones con verduras y suflés. Un buen gratinado mejora sustancialmente su sabor y textura. Alcachofas, berenjenas, calabacines... son también ideales. + info