• 4 lomos de bacalao
  • 2 manojos de espárragos trigueros
  • Mantequilla
  • Leche evaporada
  • Maicena
  • Agua para la cocción y el remojo
  • Sal

Poner en remojo el bacalao con la antelación indicada, cambiando el agua cada 6 horas.

Lavar los espárragos y quitarles la parte leñosa.

Cocerlos al dente en agua con un poco de sal.

Cocer la parte leñosa más tierna en agua para hacer la crema y escurrirlo.

Rehogarlo en una cazuela en una cazuela con un poco de mantequilla diluída, añadir la leche y calentarlo.

Triturarlo en la batidora con un poco de maicena para espesar la salsa.

Colocar una capa de espárragos enteros en una fuente de horno.

Poner encima los lomos con la piel hacia abajo, el resto de los espárragos encima y regar con la salsa.

Hornearlo y gratinarlo durante los tiempos previstos.

El bacalao I | El bacalao II | Salazón | Desalar el bacalao | Bacalao: ¡Pobre nuevo rico! | La fortuna de Gurtubay

El espárrago

Cosas de la verdura

Alimentos en sazón

La mantequilla I

La mantequilla II

Mantequillas compuestas

La maicena

Espesar las salsas

La leche

Usos de la leche

Trucos con sal

Tipos de sal

100 mitos · #27

Reducir su consumo

#

El gratinado es una técnica de acabado de platos, consistente en poner una capa de queso, de pan rallado, de mayonesa, etc. sobre un guiso y tostarlo en el horno con calor por encima, hasta que quede crujiente y dorado. En general se asocia a la pasta y preparaciones con verduras y suflés. Un buen gratinado mejora sustancialmente su sabor y textura. Alcachofas, berenjenas, calabacines... son también ideales. + info

Trucos para un gratinado "10"

Técnicas básicas

Los cuchillos

#

Gadus morhua

Bacalao atlántico

Zonas de pesca

Fuente: Conxemar