• 12 piparras o guindillas en vinagre
  • 12 pepinillos
  • 24 filetes de anchoas
  • 12 aceitunas sin hueso
  • Aceite de oliva extra virgen

Trocear en dos las guindillas y los pepinillos según su tamaño.

Insertar en cada palillo una aceituna, un trozo de piparra, una anchoa doblada por la mitad, un trozo de pepinillo y el otro trozo de piparra.

Rociar con un poco de aceite y servir.

Cuenta la historia que el origen de esta banderilla en vinagre está en los años 40, en el antiguo bar donostiarra Casa Vallés. Se tenía por costumbre acompañar las consumiciones de los clientes con aceitunas, otro tipo de encurtidos e incluso con anchoas. Un cliente conocido en el barrio por Txepetxa, comenzó a ensartar en un palillo la aceituna, con una guindilla en vinagre y una anchoa mientras bebía su vino.

La clientela del bar comenzó a imitar a Txepetxa y al final se puso nombre a la creación por una película que proyectaban los cines: Gilda. El personaje de Rita Hayworth tenía escandalizada a la sociedad de la época por estar muy lejos de la idea de mujer que se tenía entonces en España. La banderilla recibió el nombre de Gilda porque era verde, salada y un poco picante. Fuente: www.aceitunaslou.com

La banderilla

El aperitivo I

El aperitivo II

El aperitivo III

Los cuchillos

El pepinillo

El encurtido

La guindilla

Alimentos crudos

Al picante se le atribuyen numerosos beneficios: Ayuda a quemar calorías, disminuye la sensación de hambre, mejora la circulación sanguínea, reduce el crecimiento de las células cancerosas, es afrodisíaco, combate los resfriados, facilita la respiración pulmonar y produce sensación de bienestar general.

La anchoa | Anchoa o boquerón | Anchoa en salazón | Salazón | Conserva | Tipos y técnicas | Alimentos en conserva

La aceituna

Aceituna de mesa

Aliñar las aceitunas

100 mitos · #7

El aceite de oliva  |  100 mitos · #6   #64  |  Tipos de aceite  |  Aceites aromáticos  |  Aceite siempre limpio

#

Banderilla

Escudo de armas

Municipio del Estado de Veracruz

México


La tradición señala que el municipio se llama así debido a que los ladrones colocaban una banderilla en la cumbre del cerro de la Martinica para señalar a sus cómplices el paso por el Camino Real de cargamentos que pudieran ser asaltados.