• 1 coliflor
  • 4 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • 2 lonchas de jamón serrano
  • 1 cayena
  • Agua para la cocción
  • Sal

Limpiar, lavar y separar los ramitos de la coliflor.

Ponerlos en una olla cubiertos con agua y un poco de sal y cocerlos al dente.

Escurrirlos sin que se rompan.

Pelar los ajos, filetearlos y sofreírlos con la guindilla en una sartén con aceite sin que se doren.

Incorporar el jamón picado y rehogar.

Verterlo sobre la coliflor y servir caliente.

Coliflor I  |  Coliflor II  |  Coliflor: origen, variedades, valor nutricional  |  Cosas de la verdura  |  Alimentos en sazón

El jamón

El jamón serrano

Despiece del cerdo

Al dente

El ajo I  |  El ajo II  |  Tipos de ajo por su color  |  Ajos en conserva  |  Las especias  |  Dieta Mediterránea

Al picante se le atribuyen numerosos beneficios: Ayuda a quemar calorías, disminuye la sensación de hambre, mejora la circulación sanguínea, reduce el crecimiento de las células cancerosas, es afrodisíaco, combate los resfriados, facilita la respiración pulmonar y produce sensación de bienestar general.

El aceite de oliva  |  100 mitos · #6   #64  |  Tipos de aceite  |  Aceites aromáticos  |  Aceite siempre limpio

La cayena

Chiles y unidades Scoville

Técnicas básicas

Elegir una buena sartén

Trucos con sal

Tipos de sal

100 mitos · #27

Reducir su consumo

Los cuchillos

#

Capsaicina

Estructura molecular

DRAE: Alcaloide responsable del sabor característico de la guindilla, con propiedades analgésicas y cuya ingesta excesiva provoca envenenamiento.