• 2 berenjenas grandes
  • 3 pimientos rojos grandes
  • 200 g de migas de bacalao al punto de sal
  • Aceite de oliva
  • Vinagre
  • Sal

Lavar las verduras y secarlas.

Poner los pimientos salados y embadurnados con un poco de aceite en una fuente grande de horno.

Colocar las berenjenas, saladas y con un poco de aceite.

Asarlos durante el tiempo y a la temperatura indicados.

Dejar que se enfríen los pimientos, pelarlos y cortarlos en tiras.

Cortar las berenjenas por la mitad y extraer la carne.

Colocarlo todo en una fuente y poner el bacalao por encima.

Aliñar con el aceite, un poco de vinagre y sal.

Servir frío.

Cosas de la berenjena | Berenjena I | Berenjena II | Berenjena III | Cosas de la verdura | Alimentos en sazón

La escalibada

Origen del pimiento

El pimiento

Conservar los pimientos

El bacalao I | El bacalao II | Salazón | Desalar el bacalao | Bacalao: ¡Pobre nuevo rico! | La fortuna de Gurtubay

Entre las bondades del vinagre cabe destacar que no contiene sal ni grasas por lo que su contenido calórico es 0.

También tiene propiedades antibacterianas contribuyendo a la preservación y conservación de los alimentos.

Finalmente, potencia el sabor y el aroma de las preparaciones en las que interviene.

El vinagre

Los vinagres

Vinagres aromáticos

Técnicas básicas

Dieta Mediterránea

El aceite de oliva  |  100 mitos · #6   #64  |  Tipos de aceite  |  Aceites aromáticos  |  Aceite siempre limpio

Trucos con sal

Tipos de sal

100 mitos · #27

Reducir su consumo

Los cuchillos

#

El alimento se asa con menos grasa al no ser imprescindible añadirla para su cocción. El calor seco y uniforme sella el exterior, reteniendo sus jugos en el interior, realzando el sabor y preservando la textura. De no prolongar el asado, no hay pérdida relevante de nutrientes al no estar sumergido en agua. + info

#

Fundació Institut Català de la Cuina i de la Cultura Gastronòmica

Barcelona

España