• 300 g de pasta
  • 1 k de alcachofas
  • 600 g de chipirones
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • Perejil
  • Agua para la cocción
  • Sal

Limpiar las alcachofas, retirar las hojas más duras, cortar las puntas y luego en cuartos, retirar las barbas, pelar los tallos y ponerlo en un recipiente con agua y perejil.

Escurrirlo y ponerlo en la olla con sal, cocer el tiempo indicado desde que empiece a hervir, volver a escurrir y reservar el agua de cocción.

Limpiar los chipirones, cortarlos en anillas gruesas, reservando 4 enteros para la decoración.

Picar los ajos y sofreírlos en una sartén conaceite, incorporar los chipirones, rehogar 5 minutos y retirar los enteros.

Incorporar las alcachofas, rehogar y reservar caliente.

Cocer la pasta al dente en el agua de las alcachofas, comprobar la sal y escurrirlo.

Servir en el centro el risotto y rodear con las alcachofas y los chipirones.

Colocar encima el chipirón entero y espolvorear con perejil picado.

Servir caliente.

#

Puntalette, forman parte de las pastas cortas, óptimas para caldos ligeros y sabrosos, sopas densas y cremas. En España suelen encontrarse con el nombre de "piñones". Al ser empleados en lugar del arroz a las preparaciones se les denomina falsos risottos.

La pasta  |  La pasta integral  |  Historia de la pasta  |  Errores al hacerla  |  100 mitos ·   #81   #84  |  Al dente

Cosas de la verdura  |  La alcachofa I  |  La alcachofa II  |  La de Benicarló  |  La de Tudela  |  Alimentos en sazón

¿Calamares o chipirones?

El calamar I

El calamar II

Los moluscos

El marisco

El perejil

Hierbas aromáticas

Elegir la sartén

El ajo I  |  El ajo II  |  Tipos de ajo por su color  |  Ajos en conserva  |  Las especias  |  Dieta Mediterránea

El aceite de oliva  |  100 mitos · #6   #64  |  Tipos de aceite  |  Aceites aromáticos  |  Aceite siempre limpio

Trucos con sal

Tipos de sal

100 mitos · #27

Reducir su consumo

Los cuchillos

#

El uso correcto de la olla logra un notable ahorro de tiempo y energía. Los alimentos pierden menos nutrientes, conservan su aroma y sabor al apenas utilizar agua y cocerse en su propio jugo y quedar sus sustancias minerales, sobre todo sodio y potasio, disueltas en él. Y precisa menos grasa para cocinar.

#

La proporción debe ser de 1 L de agua por 100 g de pasta, y al hervir, añadir 2 cucharaditas de sal por litro. La pasta debe incorporarse 1 o 2 minutos después de haber hervido el agua y hay que remover con frecuencia. El tiempo indicado por el fabricante se mide al reiniciarse el hervor después de agregar la pasta.