• 300 g de pasta
  • 8 alcachofas
  • 1 limón
  • Mantequilla
  • Aceite de oliva
  • Queso Parmesano rallado
  • Agua para la cocción
  • Sal

Lavar, quitar las hojas duras a las alcachofas, cortarlas por la mitad, quitarles las barbas, dividirlas en octavos y ponerlas en agua con limón.

Escurrirlas, cocerlas al dente en agua con sal y volverla a escurrir.

Derretir mantequilla con un poco de aceite y saltear las alcachofas unos minutos.

Cocer la pasta bastante al dente en abundante agua con sal y escurrirla.

Mezclar la pasta con las alcachofas y pasarlo a una fuente para el horno.

Poner unas nueces de mantequilla, espolvorear con el queso, gratinar hasta que se tueste y servir caliente.

#

Fusilloni es el hermano mayor del fusilli. Su forma de sacacorchos y una textura rugosa permite retener muy bien las salsas cremosas o con tropezones. Cuando se cocina esta pasta aumenta de tamaño hasta dos a tres veces su tamaño original.

El fusilli  |  La pasta  |  La pasta integral  |  Historia  |  Errores al hacerla  |  100 mitos ·   #81   #84  |  Al dente

#

La proporción debe ser de 1 L de agua por 100 g de pasta, y al hervir, añadir 2 cucharaditas de sal por litro. La pasta debe incorporarse 1 o 2 minutos después de haber hervido el agua y hay que remover con frecuencia. El tiempo indicado por el fabricante se mide al reiniciarse el hervor después de agregar la pasta.

Cosas de la verdura  |  La alcachofa I  |  La alcachofa II  |  La de Benicarló  |  La de Tudela  |  Alimentos en sazón

Las alcachofas contienen una sustancia, cynarina, que al combinarlas con vino genera un gusto metálico y los entendidos aconsejan tomarlas con otro tipo de bebidas como el agua o la cerveza. Esta última, aseguran que potencia su sabor.

El limón I

El limón II

Conservar la fruta

La mantequilla I

La mantequilla II

Mantequillas compuestas

El aceite de oliva  |  100 mitos · #6   #64  |  Tipos de aceite  |  Aceites aromáticos  |  Aceite siempre limpio

Parmesano I  |  Parmesano II  |  El queso  |  Queso rallado  |  100 mitos · #74  |  Su empleo  |  Su corteza

Trucos con sal

Tipos de sal

100 mitos · #27

Reducir su consumo

Los cuchillos

#

El gratinado es una técnica de acabado de platos, consistente en poner una capa de queso, de pan rallado, de mayonesa, etc. sobre un guiso y tostarlo en el horno con calor por encima, hasta que quede crujiente y dorado. En general se asocia a la pasta y preparaciones con verduras y suflés. Un buen gratinado mejora sustancialmente su sabor y textura. Alcachofas, berenjenas, calabacines... son también ideales.