• 300 g de harina
  • 200 g de mantequilla en pomada
  • 100 g de azúcar
    + azúcar para rebozar
  • 50 g de nueces
  • Canela en polvo

Triturar las nueces hasta que queden en trocitos pequeños.

Mezclar la mantequilla con azúcar.

Tamizar la harina e incorporarla a la mezcla anterior.

Añadir las nueces y mezclar con una cuchara.

Hacer bolitas, colocarlas en la bandeja del horno sobre papel vegetal.

Aplastarlas ligeramente con un tenedor y hornear el tiempo marcado.

Sacarlo y dejarlo enfriar un minuto en la bandeja.

Rebozarlas aun calientes en azúcar mezclada con canela y dejarlo enfriar en una rejilla.

La galleta

Historia de la galleta

La harina

La mantequilla I

La mantequilla II

Mantequillas compuestas

El azúcar I

El azúcar II

100 mitos · #86

La nuez

Los frutos secos I

Los frutos secos II

La canela I

La canela II

Las especias

La cuchara

El tenedor

#

El alimento se asa con menos grasa al no ser imprescindible añadirla para su cocción. El calor seco y uniforme sella el exterior, reteniendo sus jugos en el interior, realzando el sabor y preservando la textura. De no prolongar el asado, no hay pérdida relevante de nutrientes al no estar sumergido en agua.

#

Caja de galletas

Peek, Frean & Co

1870-1900 - Bermondsey

Victoria and Albert Museum

Londres

Reino Unido