• 320 g de pasta
  • 500 g de espinacas congeladas picadas
  • Bechamel (ver receta)
  • Queso Emmental rallado
  • Aceite de oliva virgen
  • Agua para la cocción
  • Sal

Cocer la pasta al dente en abundante agua con sal, escurrirla, pasarla por agua fría y reservarla.

Añadir un poco de aceite de oliva y remover, reservar.

Cocer las espinacas en agua 5 minutos.

Hacer la bechamel según receta.

Mezclar la pasta con las espinacas remover y comprobar de sal.

Ponerlo en una fuente de horno cubrir con la bechamel, espolvorear con el queso.

Gratinar y servir caliente.

Según la leyenda, los macarrones fueron llevados a Italia por Marco Polo a su regreso de su viaje a China. Esto ha sido refutado, ya que se utilizaban al menos un siglo antes, como las pastas en general. El geógrafo marroquí Muhammad al-Idrisi, que vivió en Sicilia, ha documentado los macarrones en Sicilia y en particular en Trabia al norte de la isla.

En España es un alimento muy popular desde mediados del siglo XX por su sencillez y bajo precio.

La pasta  |  La pasta integral  |  Historia de la pasta  |  Errores al hacerla  |  100 mitos ·   #81   #84  |  Al dente

La espinaca I

La espinaca II

100 mitos · #19

Popeye

La bechamel

Alimentos en conserva

Las conservas

Tipos y técnicas

El Emmental  |  Sus agujeros  |  El queso  |  Queso rallado  |  100 mitos · #74  |  Su empleo  |  Su corteza

El aceite de oliva  |  100 mitos · #6   #64  |  Tipos de aceite  |  Aceites aromáticos  |  Aceite siempre limpio

Trucos con sal

Tipos de sal

100 mitos · #27

Reducir su consumo

#

La proporción debe ser de 1 l de agua por 100 g de pasta, y al hervir, añadir 2 cucharaditas de sal por litro. La pasta debe incorporarse 1 o 2 minutos después de haber hervido el agua y hay que remover con frecuencia. El tiempo indicado por el fabricante se mide al reiniciarse el hervor después de agregar la pasta.

Trucos para un gratinado "10"

Técnicas básicas

Alimentos en sazón

#

El gratinado es una técnica de acabado de platos, consistente en poner una capa de queso, de pan rallado, de mayonesa, etc. sobre un guiso y tostarlo en el horno con calor por encima, hasta que quede crujiente y dorado. En general se asocia a la pasta y preparaciones con verduras y suflés. Un buen gratinado mejora sustancialmente su sabor y textura. Alcachofas, berenjenas, calabacines... son también ideales. + info