• 4 ossobucos de ternera
    de 250 g cada uno
  • Harina
  • 1½ cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 1 zanahoria
  • 1 rama grande de apio
  • 3 tomates
  • 1 pastilla de caldo de carne
  • Aceite de oliva
  • Mantequilla
  • Vino blanco
  • Sal
  • Salsa gremolata
  • Ralladura de la piel de 1 limón
  • 1 diente de ajo

Salar, enharinar los ossobucos y sellarlos en mantequilla y un poco de aceite.

Pelar la cebolla y los ajos y picarlos; pelar, lavar el apio, quitarle las hebras y cortarlo en trozos; pelar los tomates y la zanahoria y picarlos en daditos.

Sofreír la cebolla y 2 dientes de ajo en el aceite de sellar la carne, retirando un poco si hubiera exceso.

Poner la zanahoria y el apio y rehogarlos.

Añadir los tomates y sofreír unos 5 minutos.

Agregar la carne, verter el vino y dejarlo evaporar.

Cubrir con agua, desmenuzar la pastilla de caldo, comprobar de sal, cerrar la olla y cocinar el tiempo indicado.

Abrirla una vez enfriada, retirar la carne sin romperla y pasar las verduras por la batidora.

Incorporar la ralladura de limón y el diente de ajo y seguir triturando hasta conseguir la densidad deseada.

Servir caliente con la salsa.

© J. M. Occhi - 2013 · 2018|