• 2 berenjenas
  • 2 puerros medianos
  • 4 huevos
  • Leche
  • 75 g de queso Cheddar
  • Aceite de oliva
  • Sal

Pelar las berenjenas, cortarlas en daditos, espolvorear con sal y ponerlas en un escurridor durante 10 minutos para que pierdan el amargor.

Pelar los puerros, picarlos en juliana fina y pocharlos en un poco de aceite unos 5 minutos.

Añadir las berenjenas lavadas y secas y rehogarlas hasta que se doren un poco.

Cubrir con leche y cocinar hasta que se consuma o estén tiernas.

Batir los huevos, incorporar el preparado y el queso rallado y verterlo en un molde forrado con papel de cocina.

Precalentar el horno a 190º, introducir el molde y hornear 15 minutos.

Comprobar que esté hecho si al pinchar con un palillo largo sale limpio.

Desmoldar, cortar y servir acompañado con mayonesa (ver receta) o cebolla caramelizada (ver receta).

La berenjena I

La berenjena II

Berenjena III

La berenjena IV

Puerro

La leche

Usos de la leche

100 mitos · #91

Preparaciones en moldes

El Cheddar  |  El queso Cheddar  |  El queso  |  Queso rallado  |  100 mitos · #74  |  Su empleo  |  Su corteza

El huevo  |  Definiciones, historia, curiosidades...  |  Más cosas  |  El código impreso en los huevos

El aceite de oliva  |  100 mitos · #6   #64  |  Tipos de aceite  |  Aceites aromáticos  |  Aceite siempre limpio

Trucos con sal

Tipos de sal

100 mitos · #27

Reducir su consumo

Los cuchillos

#

El alimento se asa con menos grasa al no ser imprescindible añadirla para su cocción. El calor seco y uniforme sella el exterior, reteniendo sus jugos en el interior, realzando el sabor y preservando la textura. De no prolongar el asado, no hay pérdida relevante de nutrientes al no estar sumergido en agua.

#

Melanzane

Inicio s. XX - Tabla pintada

Museo della Biodiversità in Ortofrutticoltura

Università degli Studi di Napoli Federico II

Nápoles

Italia