• 360 g de pasta
  • Agua para la cocción
  • Queso Parmesano rallado
  • Mantequilla
  • Sal
  • Pimienta (opcional)

Cocer la pasta en abundante agua con sal.

Dejarla al dente y escurrirla.

Mezclarla en una fuente con la mantequilla y el queso rallado e incorporar un poco del agua si fuese necesario.

Añadir pimienta recién molida si se desea.

Servir caliente con más queso rallado aparte.

Penne  |  La pasta integral  |  Historia de la pasta  |  Errores al hacerla  |  100 mitos ·   #81   #84  |  Al dente

Parmesano I  |  Parmesano II  |  El queso  |  Queso rallado  |  100 mitos · #74  |  Su empleo  |  Su corteza

La mantequilla I

La mantequilla II

Mantequillas compuestas

Las especias

La pimienta

La reina de las especias: La pimienta

100 mitos · #26

Trucos con sal

Tipos de sal

100 mitos · #27

Reducir su consumo

#

La proporción debe ser de 1 l de agua por 100 g de pasta, y al hervir, añadir 2 cucharaditas de sal por litro. La pasta debe incorporarse 1 o 2 minutos después de haber hervido el agua y hay que remover con frecuencia. El tiempo indicado por el fabricante se mide al reiniciarse el hervor después de agregar la pasta.

#

Un vaso de agua y una rosa

Francisco de Zurbarán

(Fuente de Cantos, 7-11-1598 – Madrid, 27-8-1664)

c. 1630 - Óleo sobre lienzo - 21,2 x 30,1 cm

The National Gallery

Londres

Reino Unido