• Salsa ideal para la pasta, una copia de la clásica pero con distintos ingrediente. Los rabanitos le aportan un poco de sabor picante, así utilizamos las hojas de esta verdura y no las desechamos.
  • 50 o 60 hojas de rabanitos
  • 20 almendras
  • 1 diente de ajo
  • Queso Parmesano rallado
  • Aceite de oliva
  • Sal

Tostar las almendras en una sartén con un poco de aceite.

Lavar las hojas de los rabanitos y secarlas.

Pelar el diente de ajo.

Ponerlo en la batidora con un poco de aceite y sal.

Batir añadiendo poco a poco más aceite, añadir el queso y seguir batiendo hasta reducirlo a una crema.

Guardarlo en un tarro de cristal en la nevera y mantenerlo siempre cubierto con aceite.

J. M. Occhi - 2013 · 2018