• 300 g de morcillo de ternera
  • 1 hueso de caña con tuétano
  • 2 cuartos de pollo
  • 150 g de garbanzos
  • 150 g de judías moradas redondas
  • 200 g de judías verdes planas
  • 4 patatas
  • 2 zanahorias grandes
  • Aceite de oliva
  • Vinagre
  • Bagnet vert (ver receta)
  • Agua para la cocción
  • Sal

Remojar las legumbres con la antelación indicada.

Preparar la salsa bagnet según la receta.

Lavar, quitar las hebras a las judías y trocearlas; pelar la zanahoria y cortarla por la mitad a lo largo; pelar y lavar las patatas.

Poner en la olla todos los ingredientes, salar y cerrar la olla.

Cuando empiece a hervir, bajar el fuego y cocer el tiempo indicado.

Dejar enfriar la olla, sacar los ingredientes y guardar el caldo para una sopa.

Retirar el tuétano del hueso y reservarlo.

Servir la carne y las verduras mezcladas con el tuétano, con aceite de oliva y un poco de vinagre.

Se puede servir caliente o frío acompañado con la salsa.

El morcillo

Despiece de vacuno

El rey de la granja

El pollo

La carne de pollo

El garbanzo I | El garbanzo II | Alubias... | La legumbre | 12 preguntas sobre las legumbres y las hortalizas

Como curiosidad, hay que decir que hasta su expansión a comienzos el siglo XIX, las judías verdes eran consumidas de forma parcial, seleccionándose para su ingesta tan sólo la semilla o judía seca, y desechándose la vaina.

La judía verde I

La judía verde II

Cosas de la verdura

La zanahoria I  |  La zanahoria II  |  100 mitos · #10  |  La zanahoria no siempre fue naranja  |  Alimentos en sazón

La patata | 100 mitos · #23 | Curiosidades | Dudas | 15 tipos de cortes | Hablando de la patata por Caius Apicius

El aceite de oliva  |  100 mitos · #6   #64  |  Tipos de aceite  |  Aceites aromáticos  |  Aceite siempre limpio

El tuétano

El vinagre

Distintos vinagres

Vinagres aromáticos

Trucos con sal

Tipos de sal

100 mitos · #27

Reducir su consumo

Los cuchillos

El Bagnet vert es una preparación típica piamontesa pero ampliamente difundida en el resto de Italia. Ideal para acompañar carnes cocidas: pollo, ternera, lengua o cerdo y especialmente el bollito.

#

El uso correcto de la olla logra un notable ahorro de tiempo y energía. Los alimentos pierden menos nutrientes, conservan su aroma y sabor al apenas utilizar agua y cocerse en su propio jugo y quedar sus sustancias minerales, sobre todo sodio y potasio, disueltas en él. Y precisa menos grasa para cocinar.