• 600 g de judías verdes
  • 200 g de pimiento rojo
  • 200 g de pimiento verde
  • Salsa de tomate sin albahaca (ver receta)
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • Aceite de oliva
  • Agua para la cocción
  • Sal

Lavar y quitar las hebras a las judías y cortarlas en trozos.

Lavar, secar los pimientos, desvenarlos, despepitarlos, picarlos en tiras de 8 cm de largo y otra vez por la mitad.

Cocer las judías al dente en una cazuela con agua y sal.

Sofreír la cebolla y los ajos picados en un poco de aceite hasta ablandarlos.

Añadir los pimientos y rehogar 5 minutos.

Incorporar la salsa de tomate, salar y cocinar hasta que los pimientos estén al dente.

Añadir un poco del agua de la cocción si fuese necesario.

Escurrir las judías y saltearlas en la salsa hasta que pierdan todo su líquido, pero dejándolas al dente.

Servir caliente.

Como curiosidad, hay que decir que hasta el momento de su expansión a comienzos el siglo XIX, las judías verdes eran consumidas de forma parcial, seleccionándose para su ingesta tan sólo la semilla o judía seca, y desechándose la vaina.

Cosas de la verdura

La judía verde I

La judía verde II

Origen del pimiento

El pimiento

La cebolla

100 mitos · #53

El ajo I

El ajo II

Las especias

Casi todos los alimentos pierden propiedades beneficiosas al ser cocinados, sin embargo el licopeno que contiene el tomate se asimila mejor cuando está sometido a cualquier proceso de cocción y si es con aceite de oliva mejor.

El tomate I

El tomate II

La salsa de tomate

La salsa

Historia de la salsa

El aceite de oliva  |  100 mitos · #6   #64  |  Tipos de aceite  |  Aceites aromáticos  |  Aceite siempre limpio

Al dente

Trucos con sal

Tipos de sal

100 mitos · #27

Los cuchillos

#

Cipollino e il cavalier Pomodoro

Le avventure di Cipollino, novela para niños donde
los protagonistas son frutas y verduras

Sello de correos

1992

30 kopeks

Rusia