• 360 g de judiones
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 1 zanahoria
  • 1 pimiento verde
  • ½ pimiento rojo
  • 3 tomates
  • Aceite de oliva
  • 8 muslitos de codorniz
  • Pimentón
  • Agua para la cocción
  • Sal

Remojar los judiones con la antelación indicada.

Pelar la zanahoria y los tomates y cortarlos en daditos; limpiar y picar los pimientos, la cebolla y los ajos en cubitos.

Salar los muslitos y dorarlos en un poco de aceite, retirarlos y reservarlos.

Pochar la cebolla y el ajo en el mismo aceite.

Añadir los pimientos y la zanahoria, rehogar, incorporar el pimentón y remover para que no se queme.

Agregar el tomate y cocinar 5 minutos, retirar una parte y reservarlo.

Sumar los judiones escurridos al sofrito, cubrir con agua y salar.

Si se hace en olla rápida, poner la codorniz y cocinar el tiempo indicado, dejar enfriar y abrir.

Si se utiliza la olla convencional, hacerlo a mitad de cocción.

Triturar el sofrito reservado junto con un poco del caldo de cocción, añadirlo a los judiones y dar un hervor.

Servir caliente con los muslitos de codorniz.

Judión de la Granja | Alubias, blanquillos... | La legumbre | 12 preguntas sobre las legumbres y las hortalizas

La codorniz   |   La codorniz II   |   El ave   |   La caza: definiciones, historia, tipos y variedades, técnicas...

Origen del pimiento

El pimiento

El ajo I

El ajo II

Las especias

La zanahoria I

La zanahoria II

100 mitos · #10

La cebolla

100 mitos · #53

Casi todos los alimentos pierden propiedades beneficiosas al ser cocinados, sin embargo el licopeno que contiene el tomate se asimila mejor cuando está sometido a cualquier proceso de cocción y si es con aceite de oliva mejor.

El tomate I

El tomate II

Pelar los tomates

El pimentón I

El pimentón II

El aceite de oliva  |  100 mitos · #6   #64  |  Tipos de aceite  |  Aceites aromáticos  |  Aceite siempre limpio

Trucos con sal

Tipos de sal

100 mitos · #27

Reducir su consumo

Los cuchillos

#

Tipos de cortes básicos en la cocina

cocineando.com

Corte en brunoise ►

#

El uso correcto de la olla logra un notable ahorro de tiempo y energía. Los alimentos pierden menos nutrientes, conservan su aroma y sabor al apenas utilizar agua y cocerse en su propio jugo y quedar sus sustancias minerales, sobre todo sodio y potasio, disueltas en él. Y precisa menos grasa para cocinar.