• 2 pechugas de pollo en filetes
  • 2 calabacines
  • 2 berenjenas medianas
  • 1 cebolla
  • 3 tomates grandes
  • 150 g de tomate triturado
  • Aceite de oliva
  • Queso parmesano o Edam rallado
  • Sal

Lavar las verduras, quitando las puntas al calabacín y a la berenjena.

Cortarlas por la mitad a lo largo y después hacer lonchas de mediano grosor.

Pelar la cebolla y cortarla en aros.

Pelar los tomates y cortarlos en rodajas.

Estirar las pechugas aplastándolas, reservando dos para cortarlas en tiras.

Salar los calabacines y las berenjenas y pasarlos vuelta y vuelta por la plancha rociada con un poco de aceite.

Repetir la operación con la cebolla y las pechugas enteras.

Colocar en una fuente de horno sucesivamente una capa de calabacín, otra de berenjena, otra de pechuga, otra de cebolla y otra de tomate.

Repetir la operación terminando con calabacín.

Pasar por la plancha las tiras de pollo y colocarlas encima de lo anterior.

Esparcir el tomate triturado y salar.

Asar en el horno el tiempo indicado y 5 minutos antes de finalizar espolvorear con queso y gratinar.

Servir caliente.

La pasta no tiene sabor y se puede sustituir por otros alimentos que cumplan su función: formar capas, estructura... y den un toque diferente. La lasaña sustituida por la berenjena, que tiene 10 veces menos calorías nos va a proporcionar la misma función con un toque diferente a la tradicional.

El pollo

La carne de pollo

El rey de la granja

El calabacín I

El calabacín II

Cosas de la berenjena | Berenjena I | Berenjena II | Berenjena III | Cosas de la verdura | Alimentos en sazón

La cebolla

100 mitos · #53

El tomate I

El tomate II

Pelar los tomates

El aceite de oliva  |  100 mitos · #6   #64  |  Tipos de aceite  |  Aceites aromáticos  |  Aceite siempre limpio

El queso

El queso parmesano

El queso Edam

El queso rallado

100 mitos · #74

100 mitos · #74

Trucos con sal

Tipos de sal

100 mitos · #27

Los cuchillos

#

El gratinado es una técnica de acabado de platos, consistente en poner una capa de queso, de pan rallado, de mayonesa, etc. sobre un guiso y tostarlo en el horno con calor por encima, hasta que quede crujiente y dorado. En general se asocia a la pasta y preparaciones con verduras y suflés. Un buen gratinado mejora sustancialmente su sabor y textura. Alcachofas, berenjenas, calabacines... son también ideales.