• 1 k de caracoles
  • 500 g de tomates
  • 3 dientes de ajo
  • ½ cebolla
  • 140 g de anchoas en aceite de oliva
  • 1 guindilla
  • 10 g de hojas de menta o hierbabuena
  • Aceite de oliva
  • Agua para la cocción
  • Sal

Mantener los caracoles durante dos semanas dentro de una malla para que se purguen.

Lavarlos y meterlos en una cazuela con el agua hasta el borde, tapar, poner un peso encima para que salgan de su concha y suelten las babas.

Escurrirlos y lavar hasta que queden bien limpios.

Cocerlos en agua y sal durante 20 minutos, puede que haya que cambiar el agua una o dos veces.

Lavar los tomates y cortarlos en daditos.

Sofreír los ajos aplastados y retirarlos.

Incorporar las anchoas y dejar que se disuelvan.

Añadir la cebolla picada y la guindilla, pocharlo 5 minutos y retirar ésta si se desea que no pique mucho.

Verter el tomate y las hojas de menta y rehogar unos 5 minutos.

Agregar los caracoles bien escurridos, cocer de 10 a 15 minutos más y servir caliente.

El caracol

Caracoles, algo sobre su consumo

Los moluscos

Casi todos los alimentos pierden propiedades beneficiosas al ser cocinados, sin embargo el licopeno que contiene el tomate se asimila mejor cuando está sometido a cualquier proceso de cocción y si es con aceite de oliva mejor.

El tomate I

El tomate II

¿Fruta o verdura?

La salsa de tomate

La receta de Pippo

El ajo I  |  El ajo II  |  Tipos de ajo por su color  |  Las especias  |  La guindilla  |  Dieta Mediterránea

La cebolla

100 mitos · #53

La hierbabuena

La menta

El aceite de oliva

La anchoa | Anchoa o boquerón | Anchoa en salazón | Salazón | Conserva | Tipos y técnicas | Alimentos en conserva

Los cuchillos

Trucos con sal

Tipos de sal

100 mitos · #27

Reducir su consumo

#

Tipos de cortes básicos en la cocina

cocineando.com

Corte en brunoise ►

#

Helix pomatia

Caracol romano

Jürgen Schoner

2005 - Fotografía