• 8 patatas
  • 400 g de níscalos
  • ½ cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pimiento rojo
  • 1 zanahoria
  • 1 hoja de laurel
  • Pimentón
  • Vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Vinagre
  • Perejil
  • 4 huevos
  • Focaccia
    (ver receta)
  • Guindilla (opcional)
  • Agua para la cocción
  • Sal

Lavar, quitar los pies a los níscalos y cortarlos en 4 o 6 partes, dejando enteros alguno de los pequeños.

Lavar, desvenar y despepitar los pimientos y cortarlos en cubitos.

Pelar la zanahoria y cortarla en daditos.

Pelar y picar los ajos y la cebolla.

Pelar las patatas y chascarlas en trozos.

Sofreír el ajo y la cebolla, luego el pimiento y la zanahoria y rehogar 3 minutos.

Añadir las patatas, el laurel y rehogar unos minutos.

Poner el pimentón y remover de inmediato para que no se queme.

Añadir los níscalos y el vino dejar que se evapore.

Cubrir con agua y cocinar unos 20 minutos o hasta que las patatas estén tiernas.

Retirar el laurel y espolvorear con un poco de perejil y con guindilla molida si se desea.

Escalfar los huevos en un poco de aceite, agua y vinagre.

Servir caliente con un huevo encima y tiras de focaccia alrededor.

La patata

Cosas de la patata

Hablando de ella...

La focaccia

Los cuchillos

La sabiduría popular advierte que todas las setas son comestibles, pero algunas sólo la primera vez. No es broma.

El níscalo

Las setas I

Las setas II

Conservar las setas

La cebolla

El ajo I

El ajo II

Las especias

El pimiento

Origen del pimiento

La zanahoria I  |  La zanahoria II  |  100 mitos · #10  |  La zanahoria no siempre fue naranja  |  Alimentos en sazón

El laurel I

El laurel II

El pimentón I

El pimentón II

Cocinar con vino

El perejil

Hierbas aromáticas

La guindilla

El aceite de oliva

Trucos con sal

#

Lactarius deliciosus

Sello de Correos

Emitido el 12 de julio de 1958

30 bani

Rumanía