• 12 pimientos del piquillo
  • Restos de ensalada de judías blancas (ver receta)
  • ½ cebolla
  • Aceite de oliva
  • Sal

Aprovechar los restos o preparar la ensalada de judías según lo indicado en la receta.

Pelar, picar la cebolla en juliana y ponerla en agua.

Rellenar los pimientos con la ensalada y dejarlos en la nevera junto con el sobrante.

Servir los pimientos con más ensalada y la cebolla escurrida, salar y regar con aceite.

El chile ha formado parte de la dieta humana en América al menos desde 7500 a. C. Cristóbal Colón fue uno de los primeros europeos en encontrarlo en el Caribe y lo llamó «pimiento» por su sabor, parecido al de la pimienta negra usada en Europa, una de las razones de sus viajes: encontrar una ruta hacía el Oeste para llegar a las Indias y a sus codiciadas especias, en particular la pimienta. En el s. XVI empezó a introducirse en España lo que hizo del pimiento una de las primeras plantas en Europa procedentes del Nuevo Continente.

Con el paso del tiempo se desarrollaron distintas variedades de pimientos en España, uno de ellos fue el piquillo por lo que se suele atribuir su raíz a este país, específicamente a la ciudad de Lodosa, donde se cultiva protegido por la Denominación de Origen Piquillo de Lodosa.

Entre 1994 y 1996 se exportaron semillas al Perú, que fueron sembradas y cosechadas con gran éxito. Hoy este producto es fácilmente accesible a precio inferior al de la variedad española.

Su preparación en forma de rellenos es muy popular debido a las características resistentes de su carne, ya que se presentan pelados por ser su piel dura, que permite emplear cualquier relleno como puede ser morcilla con arroz, de bacalao, etc.

Origen del pimiento

El pimiento

Pimientos del piquillo rellenos

A los excedentes de muchas preparaciones se les puede dar una segunda vida. Son las recetas de aprovechamiento de la cocina popular.

Ropa vieja: para aprovechar las sobras del cocido.

Arroz al horno o con costra: para emplear el caldo, los garbanzos y la patata de otros guisos.

Croquetas: para reutilizar restos de pollo, de gallina y de jamón.

Empanadas, empanadillas y albóndigas: para usar restos de carne o pescado.

Cremas varias: con zanahoria, patata y otras verduras.

Consejos para reutilizar las sobras

Otras recetas de aprovechamiento

La cebolla

100 mitos · #53

Los cuchillos

El aceite de oliva  |  100 mitos · #6   #64  |  Tipos de aceite  |  Aceites aromáticos  |  Aceite siempre limpio

Trucos con sal

Tipos de sal

100 mitos · #27

Reducir su consumo