• El romanesco al contrario de lo que podamos pensar, no pertenece a la familia de la coliflor y brécol, sino que es una variedad verde de coliflor italiana, existiendo coliflores de varios colores violeta y amarillo, pero ninguna tiene la forma tan como el romanesco. También su sabor es distinto.
  • 1 romanesco grande
  • 4 patatitas pequeñas
  • 4 dientes de ajos
  • 2 latitas de anchoas en aceite de oliva
  • 1 cayena
  • Aceite de oliva
  • Agua para la cocción
  • Sal

Lavar el romanesco y meterlo entero en la olla, acompañado con las patatitas lavadas o peladas, salar cubrir de agua y cocinar.

Pelar los ajos y filetearlos.

Sofreír en aceite los ajos y la cayena, cuando tomen color retirar la cayena e incorporar las anchoas picadas.

Sacar de la olla el romanesco entero y regar con la salsa.

Servir acompañado de las patatitas.

Servir caliente.

J. M. Occhi - 2013 · 2019