• 1 roti de pavo
  • 3 zanahorias
  • 2 cebollas
  • 1 diente de ajo
  • 6 granos de pimienta negra
  • Hojas de laurel
  • 1 pastilla de caldo de ave
  • 33 cl de cerveza
  • Aceite de oliva
  • Sal

Dorar el rotí en la olla con un poco de aceite y retirarlo.

Pelar la zanahoria y cortarla en rodajas.

Pelar las cebollas y ajo y picarlos en juliana.

Rehogar la cebolla y el ajo e incorporar la zanahoria.

Añadir el rotí, el laurel, la pimienta, la pastilla de caldo y la cerveza.

Dejar que se evapore esta última y cerrar la olla.

Cocinar el tiempo indicado a fuego bajo.

Dejar que se enfríe, retirar el laurel, la pimienta y el rotí y triturar el resto.

Lonchear el rotí cuando esté frío y servir con la salsa.

La zanahoria I  |  La zanahoria II  |  100 mitos · #10  |  La zanahoria no siempre fue naranja  |  Alimentos en sazón

La cebolla

100 mitos · #53

El laurel I

El laurel II

Hierbas aromáticas

El ajo I | El ajo II | Tipos de ajo | Las especias | La pimienta | La reina de las especias: La pimienta | 100 mitos · #26

Dieta Mediterránea

El cubo de caldo

La cerveza

El aceite de oliva  |  100 mitos · #6   #64  |  Tipos de aceite  |  Aceites aromáticos

Trucos con sal

Replacement

100 mitos · #27

Reducir su consumo

Los cuchilos

#

El uso correcto de la olla logra un notable ahorro de tiempo y energía. Los alimentos pierden menos nutrientes, conservan su aroma y sabor al apenas utilizar agua y cocerse en su propio jugo y quedar sus sustancias minerales, sobre todo sodio y potasio, disueltas en él. Y precisa menos grasa para cocinar.