• 400 g de guisantes
  • 200 g de setas ostra
  • 150 g de calabaza
  • 125 g de beicon
  • 3 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • Agua para la cocción
  • Sal

Cocer los guisantes al dente en abundante agua con sal, colar y reservar un poco del agua de cocción.

Pelar la calabaza y picarla en láminas finas.

Lavar, secar las setas y trocearlas.

Pelar los ajos, picarlos y dorarlos en una sartén con un poco de aceite, incluir el beicon y rehogar unos minutos.

Incorporar las setas y la calabaza y cocinar unos 5 minutos.

Añadir los guisantes con un poco del caldo y comprobar de sal.

Continuar 10 minutos más añadiendo más caldo si fuese necesario.

Una vez consumido el caldo, servir caliente con un chorro de aceite crudo.

El guisante I  |  El guisante II  |  La legumbre  |  12 preguntas sobre las legumbres y las hortalizas

La sabiduría popular advierte que todas las setas son comestibles, pero algunas sólo la primera vez. No es broma.

Seta ostra o gírgola

Las setas I

Las setas II

Conservar las setas

Alimentos en sazón

La calabaza

100 mitos · #61

El beicon

Despiece del cerdo

Elegir la sartén

El ajo I  |  El ajo II  |  Tipos de ajo por su color  |  Ajos en conserva  |  Las especias  |  Dieta Mediterránea

El aceite de oliva  |  100 mitos · #6   #64  |  Tipos de aceite  |  Aceites aromáticos  |  Aceite siempre limpio

Trucos con sal

Tipos de sal

100 mitos · #27

Reducir su consumo

Los cuchillos

#

Leyes de Mendel

Diagrama que muestra las siete características que observó Gregor Mendel en sus trabajos en los guisantes.