• 1 k de sepia
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • Salsa de tomate (ver receta)
  • Vino blanco
  • Perejil
  • Aceite de oliva
  • Sal

Lavar y trocear la sepia.

Picar la cebolla en juliana.

Sofreír en aceite el ajo y retirarlo cuando esté dorado.

Incorporar la sepia y asarla hasta que esté un poco dorada.

Añadir la cebolla y el vino, dejar evaporar y cocinar unos 5 minutos.

Poner la salsa y finalizar la cocción hasta que esté tierna y, caso necesario, añadir un poco de agua caliente.

Servir espolvoreada con perejil lavado y picado.

Para elaborar alimentos asados o a la plancha se suele emplear placas de metal lisas o estriadas, bajo las que se encuentra el foco de calor, normalmente eléctrico o de gas, que transmite el calor a la placa donde se colocan los elementos para su asado. El material más frecuente de las planchas es el hierro fundido o el cromo duro. Éstas últimas tienen como peculiaridad que se pueden emplear para géneros enharinados, empanados, etc.

El marisco

Los moluscos

La sepia I

La sepia II

El perejil

El ajo I

El ajo II

Las especias

La cebolla

100 mitos · #53

Cocinar con vino

100 mitos · #17

El aceite de oliva

Aceite siempre limpio

El tomate I

El tomate II

¿Fruta o verdura?

La salsa de tomate

Historia de la salsa

Trucos con sal

Tipos de sal

100 mitos · #27

Reducir su consumo

Los cuchillos

#

El sentido del gusto

José de Ribera y Cucó

(Játiva, 12 de enero de 1591 – Nápoles, 2 de septiembre de 1652)

c. 1615 - Óleo sobre lienzo - 113 x 87 cm

Wadsworth Atheneum Museum of Art

Hartford

Connecticut

Estados Unidos


El personaje retratado está comiendo un plato de sepia.