• 500 g de setas
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cayena
  • ½ vaso de agua
  • ¼ de vaso de vino blanco
  • Perejil
  • Aceite de oliva
  • Sal

Limpiar muy bien las setas y quitarles parte del tallo y cortarlas en octavos.

Sofreír los ajos laminados en un poco de aceite junto con la cayena y, cuando empiecen a tomar color aquéllos, retirar ésta.

Incorporar las setas, el vino y dejar evaporar.

Añadir el agua, cocinar a fuego lento hasta que se consuma y servir con el perejil recién picado.

Se pueden utilizar como guarnición de carnes o para realizar revueltos de huevos, tortillas, risottos...

La seta de San Jorge

Las setas I

Las setas II

Conservar las setas

Guarniciones

La sabiduría popular advierte que todas las setas son comestibles, pero algunas sólo la primera vez. No es broma.

El ajo I | El ajo II | Tipos de ajo por su color | Ajos en conserva | Las especias | La cayena | Dieta Mediterránea

Al picante se le atribuyen numerosos beneficios: Ayuda a quemar calorías, disminuye la sensación de hambre, mejora la circulación sanguínea, reduce el crecimiento de las células cancerosas, es afrodisíaco, combate los resfriados, facilita la respiración pulmonar y produce sensación de bienestar general.

Cocinar con vino

100 mitos · #17

El perejil

Hierbas aromáticas

Técnicas básicas

El aceite de oliva

Tipos de aceite

Trucos con sal

Tipos de sal

100 mitos · #27

#

San Jorge

Alberto Durero

(Núremberg, 21 de mayo de 1471 - ibídem, 6 de abril de 1528)

Grabado - 21 x 14,2 cm