• 360 g de pasta
  • Pesto de albahaca (ver receta)
  • Queso Parmesano
  • 3,5 l de agua para la cocción
  • 35 g de sal
  • Aceite de oliva

Calentar el agua y cuando empiece a hervir añadir la sal.

Incorporar la pasta, cocerla al dente y escurrirla.

Mezclarla con el pesto añadiendo unas cucharadas del agua de cocción.

Servir con queso rallado aparte y aceite.

Los bucatini  |  La pasta  |  Pasta integral  |  Historia  |  Errores al hacerla  |  100 mitos ·   #81   #84  |  Al dente

La palabra "Pesto" viene del genovés pestare, que significa machacar o moler en un mortero, que es la forma en que tradicionalmente se prepara esta salsa.

Una de las más conocidas variantes es el pesto rojo (pesto rosso) o siciliano, que se compone de tomates secos y pimientos, queso pecorino, sal y aceite de oliva.

El pesto

Conservar el pesto

Tipos de pesto

La salsa

Historia de la salsa

Parmesano I  |  Parmesano II  |  El queso  |  Queso rallado  |  100 mitos · #74  |  Su empleo  |  Su corteza

El aceite de oliva  |  100 mitos · #6   #64  |  Tipos de aceite  |  Aceites aromáticos  |  Aceite siempre limpio

Trucos con sal

Tipos de sal

100 mitos · #27

Reducir su consumo

#

La proporción debe ser de 1 l de agua por 100 g de pasta, y al hervir, añadir 2 cucharaditas de sal por litro. La pasta debe incorporarse 1 o 2 minutos después de haber hervido el agua y hay que remover con frecuencia. El tiempo indicado por el fabricante se mide al reiniciarse el hervor después de agregar la pasta.

#

Mangiamaccheroni

Plato pintado

Laterza - Último cuarto s. XVII - Cerámica

Museo Internazionale delle Ceramiche

Faenza

Italia